Temor al regreso de la banda de la endoscopia tras un robo en el hospital de El Vendrell

Esos grupos roban colonoscópios y gastroscópios para venderlos fuera del país

José M. Baselga

Whatsapp
Temor al regreso de la banda de la endoscopia tras un robo en el hospital de El Vendrell

Temor al regreso de la banda de la endoscopia tras un robo en el hospital de El Vendrell

El personal de servicios de mantenimiento del hospital de El Vendrell comprobó que había una puerta forzada en una sala donde se guarda material quirúrgico. 

Esa ronda la hicieron este domingo para verificar que todo estaba a punto para el lunes. Al comprobar la situación vieron que faltaban aparatos.
Alguien había forzado la puerta y  robado dos colonoscópios y dos gastroscópios. El material estaba en una sala bajo llave.

Los ladrones sólo se llevaron esos codiciados  instrumentos en forma de tubo para examinar el interior del estómago y el colon gracias a  una luz y una lente, además de poder tener una herramienta para extirpar tejido. Cada uno puede tener un precio de entre 24.000 y 32.000 euros.

Un aparatio como los robados.


El robo está denunciado en los Mossos d’Esquadra, que han iniciado una investigación. El personal del hospital lo denunció el domingo. Los instrumentos fueron usados por última vez el viernes, por lo que el robo fue durante el fin de semana.

Ahora se revisarán las cámaras de vigilancia del hospital por si pueden facilitar la investigación. En todo caso es una sala a la que no tiene acceso personal de fuera del centro, que tampoco tiene por qué conocer que allí se guardaba ese material.

¿Para qué?

Pero ¿con qué objetivo se roba ese instrumental? La situación no es nueva. Y en diferentes oleadas los hospitales sufren la sustracción de material para endoscopias. Hace unos años los Mossos detuvieron a la conocida como banda de las endoscopias, que llegó a robar en una veintena de hospitales, entre ellos el de Santa Tecla de Tarragona, por valor de más de un millón de euros.

Los Mossos ya desarticularos a una banda de la endoscopia.


La sospecha es que ese caro material se malvende a otros países. Hacerlo en el propio país es difícil ya que los endoscopios llevan números de identificación que permiten  un seguimiento en caso de que necesite una reparación, lo que hace difícil volver a usarlos en un centro sanitario español. En el caso de la banda de las endoscopias, los aparatos se vendían en Colombia a entre 600 y 800 euros

El temor ahora es que vuelva una nueva oleada de robos de este tipo de material muy necesario en los hospitales pero que tiene un elevado precio. Su robo genera importantes pérdidas tanto  a la sanidad pública como a la privada, ya que esas clínicas también son objeto de esas sustracciones. A finales del pasado año la Policía Nacional desarticuló a una banda que perpetraba robos en hospitales de la comunidad valenciana.

El robo de los colonoscopios y de los gastroscopios en el hospital de El Vendrell no ha afectado a las pruebas previstas, según explican en el centro ya que han podido ser remplazados.

Todo ese material cuenta con seguro. Sin embargo en robos anteriores como el que sufrió el hospital de Santa Tecla en 2013, una de las principales empresas que suministra ese material, tuvo que prestar a los centros afectados. Una situación que no pudo repetirse años más tarde porque la oleada de robos dejó a muchos centros sin esos equipos.

Por toda Europa

Una de las operación más destacadas de la policía contra el robo de endoscopios permitió desarticular a una banda con  una macrooperación a nivel de toda Europa, coordinada por Europol. 

El grupo originó pérdidas por más de 60 millones de euros en hospitales, centros médicos y clínicas privadas que en algunos casos tuvieron que aplazar intervenciones.

Los aparatos robados se enviaban principalmente a Colombia a través de una empresa de paquetería. En el país otros miembros de la banda los recogían y los ponían en el mercado a través de empresas y portales de internet. Muchos de los aparatos acaban  en Estados Unidos  e incluso regresan de nuevo a Europa.

60 millones
Estas bandas actúan a nivel europeo. En los últimos años han generado pérdidas por valor de unos 60 millones de euros.  Las organizaciones criminales actúan en España, Portugal, Francia, Alemania o Dinamarca.
Muchos hospitales han sufrido el robo de este tipo de material que además deben reponer con urgencia. Y eso los ladrones lo saben.

La investigación de la Policía Nacional señala que para cometer los robos la organización se distribuye en células itinerantes formadas por entre tres y seis personas que viajan por toda Europa. Buscan  alojamientos de alquiler en los que pasan largas temporadas y tienen una gran capacidad para desplazarse hasta miles de kilómetros para realizar los robos en los hospitales. Posteriormente comienza el operativo de distribución de un material que además es muy sensible a golpes.

Temas

Comentarios

Lea También