Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Temor en El Vendrell ante el posible regresode una mujer que tortura animales

Hace cinco años fue denunciada por tirar a un gato por el balcón y al registrar la casa se encontraron animales descuartizados
Whatsapp
El Ayuntamiento de El Vendrell hará un seguimiento del piso señalado por Cunican. Foto de archivo.  Foto: JMB

El Ayuntamiento de El Vendrell hará un seguimiento del piso señalado por Cunican. Foto de archivo. Foto: JMB

José M. Baselga

La protectora de animales Cunican de Cunit y Calafell ha alertado de que en un piso de El Vendrell podría volver a estar infringiéndose malos tratos a animales, sobre todo perros y gatos. La mujer, que residía en el piso junto a un hombre, ya fue denunciada hace cinco años por lanzar desde un cuarto piso un gato.

El juzgado de El Vendrell sentenció el pasado año la incapacidad de tenencia de animales para la mujer, pero se estaría incumpliendo ya que hace unos 15 días fue denunciada de nuevo por arrojar a otro gato por una ventana en Vilanova i la Geltrú, donde reside actualmente.

Sin embargo Cunican teme que la mujer y quien sería su compañero puedan regresar puntualmente al piso de El Vendrell para criar perros y gatos de manera ilegal y torturarlos. Vecinos de la calle donde Cunican ha ubicado la vivienda en las redes sociales, señalan que no han escuchado animales ni tampoco quejas de los residentes.

Registro de vivienda

La concejal de Medio Ambiente de El Vendrell, Eva Mata, explica que el Ayuntamiento controlará el piso para evitar que pueda convertirse en un centro de cría ilegal o tortura de animales. «No vamos a permitir que suceda», aunque apuntó que mantendrá contactos con la protectora Cunican y no se descarta solicitar un registro de la vivienda.

Hace cinco años la mujer arrojó a un gato desde un cuarto piso y tras la denuncia de los que presenciaron la escena y la llegada de los Mossos d’Esquadra, además de las declaraciones de vecinos de que oían alaridos de animales se logró una autorización de registro de la vivienda.

La imagen que presenciaron el equipo veterinario, los Mossos y técnicos de Medio Ambiente de El Vendrell fue de cuerpos de perros y gatos muertos, descuartizados o desnutridos entre suciedad.

Posteriormente la mujer dejó esa vivienda en El Vendrell y llegó a vivir en Segur de Calafell donde no consta que haya denuncias hasta que ahora ha sido localizada en Vilanova tras arrojar un gato por la ventana.

El juicio por arrojar el gato desde el balcón de El Vendrell hace cinco años fue aplazado a la espera de recopilar más pruebas y está previsto para el próximo mes de octubre.

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También