Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tensión en el PSC de la Bisbal por futuros pactos electorales

La concejal y el primer secretario habrían votado a favor de una moción de censura con ERC para desbancar al PDeCat

José M. Baselga

Whatsapp
Antolín y Caballero son los de la derecha de la imagen.

Antolín y Caballero son los de la derecha de la imagen.

Tensión en el PSC de la Bisbal del Penedès. La agrupación local pide a su única concejal en el gobierno, Maguy Antolín, que mantiene un pacto con el PDeCat, que deje su acta y abandone el cargo. 

Por su parte la concejal ya pidió el cese de su cargo de confianza, Daniel Caballero, que a su vez es primer secretario de la agrupación local del partido. Caballero ya ha sido cesado.

Moción
La agrupación socialista local dice que la concejal «propuso» el pasado 12 de enero en una asamblea local que hubiese una moción de censura con ERC-AM para asumir ella la alcaldía y arrebatarla al PDeCAT.

Antolín ha negado que fuese la impulsora de una moción de censura y señala a Caballero como el ideólogo, y que incluso «inició a mis espaldas contactos con ERC», dice la concejal.

Voto en contra
La representante del PSC explica que en la asamblea local se votó en contra de un pacto con ERC para arrebatar la alcaldía a PDeCAT. Asegura que los dos votos a favor fueron los de la propia concejal «y el del primer secretario».

Pero la junta local niega que Caballero estuviese tras un movimiento para la moción. «Dado que en esta ocasión y en las anteriores no obtuvo (Maguy) el apoyo de la militancia, decidió actuar por libre y de forma unilateral quitándose de en medio a la persona que actuaba de freno», explica Caballero.

Pérdida de confianza
Antolín argumenta que pidió a la alcaldesa Agnès Ferré el cese de su cargo de confianza porque «es muy común que en política se destituyan» y añade que son «cargos eventuales» que pueden ser suprimidos «cuando la situación ya no convence y se pierde simplemente la confianza por deslealtad, con todo lo que ello significa».

La situación ha generado un enfrentamiento. Antolín dice no sentirse respaldada por la agrupación local «que controla Caballero». Para la concejal, detrás de la polémica está el intento de que en la próxima legislatura la lista del PSC la lidere Josep Cuadros, que ya fue concejal socialista y que hasta hace unos días era juez de paz.

Renuncia
Cuadros ha manifestado su renuncia como juez de paz en protesta por el cese del cargo de confianza. Antolín replica que «un juez de paz debe ser ajeno a situaciones políticas» y considera que «la maniobra que busca es estar liberado para poder presentarse a las municipales».

En todo caso, la concejal se ha mostrado dispuesta a seguir en el Ayuntamiento y a mantener el pacto de gobierno con el PDeCAT. Tampoco renunciará a las siglas del PSC para pasar al Grupo Mixto.

La agrupación local asegura que ha iniciado los trámites para intentar obtener la credencial de la concejal. Pero Antolín asegura que el cese de Caballero es una decisión meditada «pensando simplemente en el bien del municipio» y que tiene la intención de seguir en el Ayuntamiento «para culminar los proyectos que tengo emprendidos desde hace dos años y medio pese a las trabas del cargo de confianza».

Temas

Comentarios

Lea También