Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Galería de imágenes: Terror en el Parc Samà

El recinto cambrilense inauguró ayer jueves día 11 las Halloween Scream Nights, el Parque del Terror más grande de Europa

Cristina Sierra

Whatsapp
Los primeros visitantes experimentaron la sensación de entrar en unos pasajes terroríficos. FOTO: Alba Mariné

Los primeros visitantes experimentaron la sensación de entrar en unos pasajes terroríficos. FOTO: Alba Mariné

L a tensión era notable incluso antes de entrar en el parking del Parc Samà de Cambrils. Esta servidora se dirigió a la inauguración de las Halloween Scream Nights, del que sus organizadores dicen que es el Parque del Terror más grande de Europa, con muchos nervios y miedo por vivir esta terrorífica experiencia.

FOTO: Alba Mariné

En realidad era la segunda vez que muchos de los periodistas presentes nos adentrábamos en esta aventura que se alargará hasta el 10 de noviembre. La primera ocasión fue a plena luz del día y confieso que utilicé la linterna de mi teléfono para sobrevivir a uno de los siete pasajes. Pero ayer la sensación fue espeluznante, ya que el idílico parque colonial, de catorce hectáreas, se transformó en una película de terror con 90 actores perfectamente maquillados que se encargaron de dar mucho miedo. 

FOTO: Alba Mariné

Las autoridades políticas mostraron su satisfacción por poder ofrecer esta actividad dirigida a los apasionados de este género en el municipio. Pero que no cunda el pánico, aunque se experimente en varios momentos la sensación de miedo, las Scream Nights se han planteado de tal manera que también hay espacio para el humor, aunque eso sí, combinado con el terror. Una experiencia para llegar a todo tipo de públicos que se complementa con cuatro espectáculos.

Los personajes terroríficos merodeaban por todas partes. FOTO: Alba Mariné

Daniel Mayo, director creativo del evento, explicó los siete pasajes de diferente intensidad que vivirán los más atrevidos. Los menos intensos son La Taberna, un sitio familiar donde se sirve la mejor bebida y la carne «más fresca», y El Bosque, un recorrido donde el visitante cruza puentes y grutas y pasa por debajo de la emblemática cascada del parque.

FOTO: Alba Mariné

Aquellos que quieran un poco más, pueden escoger entre tres opciones: La Mansión Beauchenne, una casa de 1800 en la que ha muerto una familia y está presente el espíritu de una novia; Scarecrow, el laberinto más aterrador donde uno puede pasarse un rato largo para poder salir por su propio pie, y Reclusión, un recorrido interior con presos peligrosos y científicos dementes. 

Los dos pasajes de intensidad extrema son: Sectae, una atracción muy oscura donde se esconden aquellos que adoran la muerte, y Claustrofobia, una casa en la que se entra de uno en uno, no se ve prácticamente nada y los residentes te pueden tocar.

FOTO: Alba Mariné

Los primeros visitantes pudieron experimentar en primera persona la sensación de entrar en unos pasajes terroríficos, decorados con cadáveres y utensilios que parecen sacados de alguna de las películas de Saw. Pero no solo entrar en alguno de estos espacios es escalofriante, también lo es el parque en sí, ya que puedes pasear tranquilamente por el recinto y encontrarte de repente con un muerto viviente o una pelea de predators.

La organización comentó que espera recibir la visita de unas 12.000 personas. Las entradas se pueden comprar en la página web a un precio de 30 euros (1 día) y 50 euros (2 días). 

Temas

Comentarios

Lea También