Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Torredembarra acoge a 90 refugiados y 25 menores inmigrantes no acompañados

La Generaliat asegura que las previsiones de las llegadas para este verano son inciertas pero calculan que se mantengan o disminuyan

Carmina Marsinach

Whatsapp
El encuentro del Ayuntamiento y la Generalitat en las nuevas oficinas de Acció Social. FOTO. ALBA MARINÉ

El encuentro del Ayuntamiento y la Generalitat en las nuevas oficinas de Acció Social. FOTO. ALBA MARINÉ

Torredembarra acoge 90 refugiados y 25 menores inmigrantes no acompañados a día de hoy. Estos son los datos han dado a conocer esta mañana el Ayuntamiento y la Generalitat tras haberse reunido para visitar las nuevas oficinas de Acció Social y tratar de dar respuesta a las familias refugiadas que llegan al municipio. 

Antes de Semana Santa llegaron 175 refugiados en Torredembarra de la mano de la Creu Roja y se albergaron en el Hotel Morros. El alcalde, Eduard Rovira, detalló que ahora son 90 ya que a medida que han tenido los papeles regularizados, han ido volviendo al área metropolitana de Barcelona. Son refugiados de distintas nacionalidades. La mayoría de ellos provienen de Georgia, Venezuela y Honduras. 

Por su parte, Oriol Amorós, Secretari General d’Igualtat, Migracions i Ciutadania de la Generalitat, detalló que su estada aquí es «temporal» porque se han incorporado dentro del proceso de acogida de refugiados. «En un momento de colapso de las grandes ciudades como Tarragona o Barcelona, esta ha sido una solución puntual», explicó Amorós, que señaló que en Torredembarra tan solo han encontrado facilidades y «se ha producido un buen nivel de convivencia». Por su parte, Rovira destacó que desde las administraciones se ha hecho lo posible para dar una respuesta rápida a esta necesidad cuando ha hecho falta y señala que «se han encontrado con gente que los ha acogido con mucha sensibilidad y mucha empatía». 

En estos momentos también hay 25 menores no acompañados que se albergan en una casa de colonias de la ciudad que estaba en desuso. Se trata de menores que antes se habían alojado en el albergue de Altafulla. Según Amorós, son «jóvenes que están en fase de formación ocupacional» y expone que el proceso que tendría que ser más sencillo, que es el de documentación, se está retrasando porque los trámites en la subdelegación del gobierno «no son todo lo ágiles que tendrían que ser». 

Servicio de primera acogida

El Secretari General de Migraciones, destacó que Torredembarra es líder a nivel catalán en el Servei de Primera Acollida «De las cifras que conocemos es de las más elevadas de Catalunya  (...) un servicio que hace que las personas sean más autónomas, más capaces de ganarse la vida por si mismas y con una mayor capacidad de participar en la sociedad», apuntó Amorós. 

El 85% de las personas recién llegadas el 2018 en el municipio recibieron este servicio tras haberse empadronado. Se trata de un derecho que tienen las personas extranjeras recién llegadas y que consiste en recibir formación en lengua catalana, sobre la sociedad catalana así como conocimientos sobre el mercado laboral. 

La Generalitat asegura que las previsiones de llegada de personas refugiadas o menores inmigrantes no acompañados para este 2019 son inciertas pero según sus cálculos se mantendrán o incluso disminuirán. Entre 2005 y 2015 llegaron una media anual de 2020 menores inmigrantes no acompañados. En 2016 unos 700, en 2017, 800 y en 2018, 3.600.

Noticia relacionada: Sandra y Julio, dos refugiados de El Salvador en Torredembarra: «Tuvimos que emigrar porque nos amenazaron con matarnos»

Temas

Comentarios

Lea También