Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Torredembarra multará a los grandes propietarios que tengan pisos vacíos

Ocho intentos de desahucios en los últimos cuatro meses

Carmina Marsiñach

Whatsapp
El Ayuntamiento quiere que las viviendas vacías pasen a ser de alquiler social para las familias necesitadas.  Foto: C. Marsiñach

El Ayuntamiento quiere que las viviendas vacías pasen a ser de alquiler social para las familias necesitadas. Foto: C. Marsiñach

A partir de enero el consistorio de Torredembarra impondrá una tasa de 800 euros a los grandes propietarios que tengan viviendas vacías desde hace más de dos años y no estén dispuestos a liberarlas con alquileres sociales.

En los últimos cuatro meses se han registrado ocho intentos de desahucios en Torredembarra por parte de sectores inmobiliarios y sobre todo bancos. Este ha sido uno de los grandes impactos de la crisis que ha indignado al consistorio. Desde el Ayuntamiento creen que para que las familias salgan adelante es indispensable que tengan estabilidad, es decir, una vivienda propia.

Se trata de una estrategia de presión fiscal para que los acumuladores de viviendas, ya sean entidades financieras o inmobiliarias, liberen las viviendas para el alquiler social, un alquiler que suponga un 30% de los ingresos de la familia en cuestión.

Después de la primera tasa de 800 euros, por cada nuevo requerimiento los propietarios pagarán 150 euros como coste del trámite. A partir del tercer requerimiento el consistorio impondrá una sanción mínima de 3.000 euros. Si con estas tasas el Ayuntamiento recauda dinero se destinará a paliar el sufrimiento de las familias afectadas. «Nuestra intención no es recaudar sino presionar para que liberen las viviendas», explica Lluís Suñé  (Alternativa Baix Gaià), concejal de Acció Social de Torredembarra.

 

Acumuladores de viviendas

Esta presión fiscal se reclamará a los grandes acumuladores de pisos. Se impondrá a aquellos propietarios que tengan más de dos millones de euros en patrimonio.

Así pues, la medida en contra de las viviendas vacías no afectará a aquellas familias que tengan una segunda, una tercera o hasta una cuarta residencia. «Entendemos que los que han especulado durante muchos años con el derecho a la vivienda ahora nos tienen que devolver el negocio que hicieron», afirma.

 

Oficina de asesoramiento

El Ayuntamiento ha anunciado el estreno de una oficina de asesoramiento a la vivienda, pero no ha puesto fecha. El consistorio busca un convenio con alguna empresa de juristas para poder asesorar las familias caso por caso, siguiendo el modelo de la Plataforma de Afectats per la Hipoteca (PAH).

En cuanto a otras ordenanzas fiscales, el pleno de ayer en Torredemba aprobó la bajada del 1% del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI). El consistorio anunció que por el momento, hasta enero, el resto de tasas quedarán congeladas.

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También