Más de Costa

Torredembarra protege la Vil·la del Moro a la espera de retomar las excavaciones

El yacimiento de época romana es de titularidad municipal y en los presupuestos hay una partida para cuidar los mosaicos de las termas y conservar las estructuras descubiertas

Jordi Cabré

Whatsapp
FOTO: Alba Mariné

FOTO: Alba Mariné

Torredembarra está decidida a preservar su patrimonio histórico, y uno de los puntales de su historia se remonta a la época romana: la Vil·la del Moro. El yacimiento arqueológico que abarca dos construcciones, del siglo I antes de Cristo (la primera villa) y del siglo I dC (la mayoría de los restos visibles), está en una fase muy inicial de estudio y excavación.

Precisamente, este largo recorrido de análisis y estudio de las villas implica tiempo y dinero. Y actualmente, ambos factores son difíciles de lograr. Por ello, el Ayuntamiento de Torredembarra, titular del yacimiento, tiene claro que mientras no se retomen las excavaciones arqueológicas (impulsadas las últimas por la URV), el yacimiento requiere de un mantenimiento integral para evitar la pérdida de los restos de las construcciones visibles en este yacimiento urbano.

«El yacimiento debe volver a ser visitable, poder mostrar al público esta riqueza patrimonial», Núria Batet (concejala de Patrimoni)

La concejal de Cultura i Patrimoni, Núria Batet, explica que dentro de las partidas de este 2021, hay 120.000 euros reservados a estos trabajos de preservación del monumento.

Por una parte, hay una actuación de jardinería que debe eliminar todas aquellas plantas y hierbas cuyas raíces están dañando y despegando las teselas (cada una de las piezas de piedra) de los mosaicos y a continuación se cubrirán estas zonas con una tela especial y seguidamente se colocará gravilla encima con el fin de mantener a buen recaudo esta parte de las termas de la villa. «El yacimiento debe volver a ser visitable, poder mostrar al público esta riqueza patrimonial. Pero antes hay que preservar y consolidar estos restos», remarca la concejal Batet.

Aparte de cubrirlas zonas con mosaico se tratará la vegetación que crece entre los cimientos y estructura de las dos villas para intentar frenar esta «colonización» y poder mantener el patrimonio a salvo.

«Este mantenimiento está asesorado por arqueólogos que han trabajado en él como Moisés Díaz y que deben permitir retomar más adelante las excavaciones con las garantías de lo que tenemos a la vista actualmente está bien protegido», añade la concejala.

103 años del descubrimiento

La Vil·la romana del Moro se descubrió en 1918 y desde entonces han formado parte de la huella romana de la ciudad. La cúpula de una de las termas de la segunda villa, la de la época Altoimperial (siglo I dc) es uno de los elementos singulares de una mansión de grandes terratenientes que se dedicaban al cultivo y exportación de vino.

El consistorio quiere actualizar el Plan Director para retomar el estudio de las villas

La masía que se construyó tras el abandono de la villa usó parte de esta cúpula y su demolición permitió descubrir esta construcción original y protegerla junto al resto de cimientos y fragmentos de columnas que formaban la segunda villa. El arqueólogo Moisés Díaz explica que la villa se levantó encima de la anterior, del siglo I Ac, en época Tardorromana. Y de esta primera mansión se conservan algunos cimientos que se utilizaron para levantar encima la segunda villa, dos siglos después.

FOTO: Alba Mariné

El Plan Director

Entre los años 2004 y 2007, la Vil·la del Moro fue un atractivo histórico y cultural de Torredembarra. Desde entonces, las visitas son puntuales y básicamente de escuelas o grupos concretos. Núria Batet es partidaria de recuperar este atractivo patrimonial. Y para ello el Ayuntamiento quiere desempolvar el  plan director del yacimiento, de 2009 y cuyo autor es Miquel Orellana. El consistorio quiere que el mismo redactor actualice el documento para que pueda ser la base de una nueva excavación y un resurgimiento del interés de esta villa romana torrense.

Temas

Comentarios

Lea También