Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Treinta años emulando al rey Jaume I en Salou

Una veintena de barcos recorrerá110 millas entre Salou y Santa Ponça

Javier Díaz Plaza

Whatsapp
Representantes institucionales de Salou y Calvià dieron ayer un paseo en barco. Foto: Alba Mariné

Representantes institucionales de Salou y Calvià dieron ayer un paseo en barco. Foto: Alba Mariné

Del puerto de Salou al de Santa Ponça (Calvià) en velero. Un recorrido de 110 millas siguiendo el mismo trazado que condujo al rey Jaume I hacia la conquista de Mallorca en 1229. Una veintena de embarcaciones emprenderá hoy este viaje.La salida está prevista a las 10 horas. Se trata de la trigésima edición de la Regata Rei en Jaume, que organizan de manera conjunta, desde el año 1986, el Club Nàutic Salou y el Club Nàutic Santa Ponça.

La flota, integrada por barcos con certificado de medición ORC, RI, RI verificado y RI con tripulación reducida, navegará durante todo el día y la noche hasta alcanzar la meta en la isla de la Dragonera. Será un guiño al momento histórico en el que la armada de Jaume I desembarcó en el islote de Pantaleu antes de su asalto definitivo a Mallorca. La prueba es puntuable para el Campeonato de España de Altura Zona Mediterráneo.La clasificación se establecerá por clases y grupos, así como un ranking por clubes.

Para garantizar la seguridad, todas las embarcaciones llevarán un dispositivo GPSque emitirá una señal constante durante la travesía, mediante el sistema de sailing tracking.

La Regata del Rei en Jaume tiene un elevado componente deportivo, de competición, pero también un lado social. El Club Nàutic Salou organizó ayer por la noche una cena de bienvenida a los participantes. Y ya en Santa Ponça, mañana, la entrega de trofeos se llevará a cabo durante una cena de despedida. Los regatistas cuentan con amarres gratuitos en ambos clubes durante la prueba.

El evento sirve, además, para que Salou y Calvià confraternicen. Un delegación institucional del municipio balear, encabezada por su alcalde, Alfonso Rodríguez, visitó ayer la capital de la Costa Daurada. El alcalde salouense, Pere Granados, acompañado por varios concejales de su equipo de gobierno, ejerció de cicerone. Realizaron un paseo en barco para mostrarles puntos emblemáticos, como playas y calas, el camino del ronda o el faro.

« Estamos muy contentos por la celebración un año más de este gran acontecimiento, que cada vez gana más adeptos y más popularidad en el mundo de la náutica», afirmó Granados durante su encuentro en alta amar. Su homólogo de Calvià destacó que, «además de ser dos localidades turísticas, nos une esta regata».

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También