Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Ultimátum para comprar el terreno que guarda la gran ciudad íbera en Banyeres

El Ayuntamiento da hasta el 31 de diciembre para que los dueños acepten 80.000 euros

José M. Baselga

Whatsapp
Los terrenos que esconden la gran ciudad íbera.

Los terrenos que esconden la gran ciudad íbera.

El Ayuntamiento de Banyeres del Penedès da hasta el 31 de diciembre para comprar los terrenos bajo los que está la que debe ser la gran ciudad íbera del área mediterránea.

Los terrenos están catalogados como Bien Cultural de Interés Nacional (BCIN), por lo que en ellos no puede hacerse nada. El objetivo del Ayuntamiento y de la Generalitat es realizar una excavación, para lo que se ofreció la compra a los dueños.

Lo que muestra el radar en el terreno.

La Generalitat aceptó hacer una segregación de la parcela para separar la zona de interés arqueológico de la que cuenta con viviendas de los propietarios. Según se ha podido saber, el consistorio tiene una partida de 80.000 euros para la compra de esa parcela. Es lo que ofreció a los dueños y según el alcalde Amadeu Benach «los dos propietarios estuvieron de acuerdo».

Pero en los últimos días se ha complicado la compra por la reticencia a la venta. Pero Benach señala que el consistorio no va a elevar la cantidad y pone un ultimátum a los dueños. Tienen hasta el 31 de diciembre para decidirse.

Alejarlo de las municipales
«No queremos que se alargue más. El próximo enero estamos en un entorno de elecciones municipales y no queremos realizar esa operación en ese clima».

La prospección de los arqueólogos.

El objetivo de la compra es garantizar la titularidad pública del suelo para desarrollar la excavación cuando sea posible. Sin prisas, pero con la seguridad del suelo. El alcalde explica que la catalogación de la finca la incapacita para cualquier uso, pero ante una intervención arqueológica como la necesaria, lo lógico es que sea terreno municipal.

Hace 20 años
Hace 20 años las obras para construir una balsa en la zona de Masies de Sant Miquel, en Banyeres del Penedès, destaparon unos
grandes muros perfectamente conservados con  cuatro metros de altura
que serían de viviendas de hasta dos alturas.

Los muros que destaparon las obras de una balsa.

Confirmó lo que los arqueólogos sospechaban desde una década antes. Esa podía ser la gran ciudad íbera de la Cosetania Oriental. La radiografía del terreno ha mostrado un complejo entramado de calles. Esa ciudad podría haber albergado población desde el siglo VII al II antes de Cristo. Estuvo ocupada durante todo el periodo ibérico, una singularidad de gran valor para los investigadores.

Extraordinaria
Masies de Sant Miquel ocuparía unas cuatro hectáreas, una cifra también extraordinaria si se tiene en cuenta que el poblado ibérico de Calafell tiene media hectárea. Ahora impulsar cualquier excavación debe partir de una fecha. El 31 de diciembre para poder acordar la compra de los terrenos.

Noticias relacionadas:

Temas

Comentarios

Lea También