Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Un cartero salva a una mujer que era atacada por su marido

El cartero Joan Picazo salva a una mujer de una mayor agresión metiéndola en un portal y encarándose con el agresor. El cartero ha recibido una felicitación de la Policía Local

José M. Baselga

Whatsapp
El cartero Joan Picazo con los responsables de la Policía Local de El Vendrell.  Foto: DT

El cartero Joan Picazo con los responsables de la Policía Local de El Vendrell. Foto: DT

No pensó si podía tener consecuencias en un país donde salir en defensa de una persona agredida puede hasta resultar caro. «Sólo vi que aquel hombre dio un golpe a la mujer y la tiró al suelo. Y que volvía para intentar seguir agrediéndola».

Y Joan Picazo, el cartero de El Vendrell que en aquel momento hacía el reparto por la calle Industria, dijo que no iba a permitir aquello. Metió a la mujer agredida en el portal y se colocó delante del agresor. «Ese hombre hizo un primer intento de darme a mí, pero cuando me vio paró y empezó a insultar y a chillar».

Picazo señala que «en aquel momento sólo piensas que la mujer ya está segura y que no van a seguir agrediéndola. Todo lo demás que viniese ya se vería. Ni piensas en consecuencias ni nada». Recuerda que el agresor gritaba que la mujer le había rayado el coche. «Pensé que cómo se puede llegar a esos extremos».

Detenido

Con la mujer ya dentro del portal el cartero de El Vendrell pidió que alguien avisase a la policía. Una mujer llamó al 112 y en apenas dos minutos llegó una patrulla de Policía Local que detuvieron al agresor y se lo llevaron a dependencias policiales. La mujer fue trasladada a un centro sanitario para comprobar los golpes que había sufrido en la pierna y en la espalda.

El cartero de El Vendrell ha recibido una felicitación de la Policía Local en agradecimiento a su acción. Sin embargo Picazo señala que «es una pena que lo que debería ser algo normal, sea una noticia porque es singular. Si es realmente así hay algo aquí que va mal».

‘No es habitual’

Y muy mal. La Policía Local de El Vendrell explicó a Joan Picazo que su gesto de interceder para evitar la agresión a una mujer no es habitual. Casi es algo singular. El reconocimiento que ha recibido el cartero destaca «la implicación en la defensa de la seguridad de las personas». El cuerpo policial señala que la intervención del cartero evitó que la agresión fuese a más, «además de frenarla y permitir la posterior detención del agresor», incluso que evitó un desenlace más grave.

El cartero tuvo que acudir a un juicio rápido que se suspendió ante la posibilidad de una conciliación entre el hombre y la mujer, que están en trámites de separación. Según se ha podido saber el día de la agresión el hombre debía entregar a la mujer los dos hijos que tiene la pareja.

En caso de haber conciliación no será necesario un nuevo juicio. De momento el cartero de El Vendrell espera por si debe ir a testificar. Pero Picazo dice que «hay algo aquí que va mal».

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También