Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Un chef de Calafell, campeón del mundo de cocineros de hotel

El chef calafellense Jordi Guillem, propietario de Lo Mam de El Vendrell, y sus ‘pinches’ Imma Güell y Víctor 
Herrera ganan el Mundial de cocineros de restaurantes de hotel, celebrado el pasado sábado en Turquía

JAVIER DÍAZ PLAZA

Whatsapp
Herrera, Guillem y Güell, con el cheque que recibieron. FOTO: CEDIDA

Herrera, Guillem y Güell, con el cheque que recibieron. FOTO: CEDIDA

El calafellense Jordi Guillem y su equipo, Víctor Herrera e Imma Güell, viajaron a la ciudad turca de Gaziantep con la lección bien aprendida: sabían si haría frío o calor y hasta los gustos del jurado del campeonato del mundo de chefs de restaurantes de hotel. «Estudiamos mucho e hicimos entrenamientos duros para prepararnos», dice el cocinero y propietario de Lo Mam, ubicado en Le Méridien Ra Beach Hotel & Spa de El Vendrell. La recompensa a ese esfuerzo y planificación fue el primer puesto en el certamen, celebrado el sábado.

El ‘tridente’ del Baix Penedès (Herrera es de El Vendrell y Güell de Masllorenç) conquistó a los comensales con tres platos habituales de su carta aderezados con ingredientes turcos: de primero una sopa fría de pistacho, de segundo una berenjena asada con un pil pil de mollejas de cordero y de postre una impregnación de manzana con sorbete de sumac y gel de uva.

«Era un menú muy pensado», comenta Guillem, que reconoce que «ganar no te lo esperas nunca, pero íbamos muy preparados e hicimos todo lo posible para llevarnos el campeonato».

Un menú de temporada
Jordi Guillem, Víctor Herrera e Imma Güell prepararon un menú inspirado en la carta del restaurante Lo Mam y con la aportación de productos turcos. De primero cocinaron una sopa de pistacho, de segundo una berenjena asada con un pil pil de mollejas de cordero  (en la foto) y de postre una impregnación de manzana con sorbete.

El chef participaba por primera vez en esta competición, aunque ya tenía experiencia en otras similares: en 2016 y 2018 capitaneó al equipo español que se proclamó subcampeón del mundo de heladería. «Aprendí mucho entonces y sé cómo funcionan estos concursos y qué hay que hacer para ganar: los alimentos más apropiados, los tiempos a seguir...».

En esta ocasión, sus compañeros en los fogones han sido dos cocineros que están en prácticas en su restaurante, aunque buena parte del triunfo se lo deben a su mano derecha en Lo Mam, la jefa de cocina Sandra Barreros. Ella no se desplazó hasta Turquía pero se encargó del trabajo de campo previo. «Estuvo en todos los entrenamientos, diseñando los platos... Es la team manager», afirma el chef.

Guillem ha ‘mamado’ la restauración desde niño. Se fogueó en el hostal de verano de sus padres en Segur de Calafell, donde pelaba patatas, iba a hacer la compra y lo que se preciara. Su ilusión, no obstante, era ser mecánico de motos, otra de sus grandes pasiones, pero con 14 años pasó por delante de la Escola d’Hoteleria i Turisme de Lleida y cambió de planes. Estudió dos años allí y luego otros tres en la Escola d’Hoteleria i Turisme de Cambrils. En su extenso currículum destaca su paso por restaurantes de Barcelona, Bilbao, Londres o Chicago, hasta que el año pasado abrió Lo Mam en Le Méridien Ra Beach Hotel & Spa.

Temas

Comentarios

Lea También