Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Un conductor ebrio atropella a un motorista en Cap Salou, se da a la fuga y da media vuelta

El conductor difícilmente podía controlar el Volkswagen Polo, que colisionó con una Harley Davidson

J.C.

Whatsapp

Con más de 0,8 miligramos de alcohol por litro de aire aspirado, Jonathan V.M., de 26 años de edad, difícilmente podía controlar el Volkswagen Polo que conducía en la madrugada del jueves.

Poco antes de las seis de la mañana, este conductor con carné en vigor colisionó con una Harley Davidson en una de las calles de Cap Salou. El impacto provocó que el motorista, de 39 años, se fuera al suelo recibiendo un fuerte impacto del coche y del pavimento. Jonathan se fue del lugar del accidente y la víctima quedó tendida al suelo y herida.

El aviso de la emergencia entró a la Policía Local de Salou y al SEM a las 5.50 horas. Rápidamente se trasladaron diferentes patrullas y unidades médicas a Cap Salou, donde atendieron al motorista, que se dolía del pecho y de las extremidades. Una de las ambulancias del SEM se lo llevó al hospital Joan XXIII de Tarragona, donde recibió el alta a media mañana, confirmaron fuentes del centro médico.

Rápidamente se trasladaron diferentes patrullas y unidades médicas a Cap Salou, donde atendieron al motorista, que se dolía del pecho y de las extremidades

Los agentes de la Policía Local de Salou se encontraron fragmento de un parachoques, por lo que podían empezar a investigar el modelo y marca.

La sorpresa de los agentes fue cuando a los pocos minutos aparEció el coche implicado con el conductor. Los agentes introdujeron la matrícula en la base de datos y en ella salió el titular, con residencia en La Pobla de Mafumet. El propietario y el conductor de la madrugada del jueves no son la misma persona.

Tras comprobar que los fragmentos de parachoques coincidían con el vehículo en cuestión, los agentes tuvieron claro de que eran los dos vehículos implicados en el accidente.

Tras ello, le practicaron la prueba de la alcoholemia al conductor de 26 años y el resultado del etilómetro no dejó lugar a dudas. Casi cuadruplicaba la tasa de alcohol permitida (fijada en 0,25 mg/l).

Al conductor del vehículo implicado se le imputa un delito contra la seguridad al tráfico, conducir bajo los efectos del alcohol y posiblemente se le añada la fuga, aunque luego dio media vuelta. El coche y la moto fueron trasladados al depósito municipal. 

Temas

Comentarios

Lea También