Más de Costa

Un conductor ebrio se 'zampa' una rotonda en Vila-seca

El hombre sufrió el accidente y se marchó a pie del lugar, dejando el turismo de alquiler bloqueando los carriles. El conductor se personó en comisaría horas más tardes, cuando posiblemente reduzco su sintomatología de embriaguez y pagó una multa de casi 600 euros

Jordi Cabré

Whatsapp
El conductor dejó abandonado el coche de alquiler en la plaza Joan Kies Hellmon. FOTO: DT

El conductor dejó abandonado el coche de alquiler en la plaza Joan Kies Hellmon. FOTO: DT

Poco antes de las 7 horas del sábado 19 de junio, un vecino de la calle Galceran de Pinós de Vila-seca llamaba a la Policía Local para informar de que había un coche parcialmente encima de la rotonda de esta vía con la avenida Ramon d'Olzina. Esta rotonda recibe el nombre de plaza Joan Kies Hellmon.

Las patrullas de la Policía Local localizaron en el lugar a un Audi A3 gris perteneciente a una empresa de alquiler de coches. El vehículo estaba seriamente dañado a consecuencia de que habría pasado por encima de la zona ajardinada de la rotonda.

En el lugar había tres personas, pero ninguna de ellas era el conductor del vehículo, que se había marchado a pie posiblemente por un estado de embriaguez imputable. Los agentes se encargaron de gestionar la grúa e identificar a los acompañantes a la espera de identificar y localizar al conductor.

A lo largo del día, en la comisaría de Vila-seca se personaba el conductor del Audi, el cual reconocía que era el que llevaba el coche y asumía su responsabilidad de abandonar el vehículo en la vía pública.

El atestado de la Policía Local de Vila-seca le acusó de abandonar el lugar del accidente, conducción negligente, obstaculizar el tráfico y servicio de grúa. Todo ello recogido dentro del delito contra la seguridad viaria.

El conductor abonó una multa que rondaba los 600 euros y se le acusa de este presunto delito contra la seguridad viaria. La Policía Local localizó a la empresa de alquiler de vehículos para gestionar las reparaciones de los daños ocasionados en la vía pública: parterres y señales de tráfico.

A pesar del estado del coche, nadie resultó herido, por lo que la ambulancia activada el sábado a primera hora, pudo dar media vuelta para volver a la base.

Temas

Comentarios

Lea También