Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Un controlador de discoteca de Salou, condenado por vender coca

Inicialmente se enfrentaba a cinco años de cárcel, pero antes del juicio reconoció los hechos y el fiscal le rebajó la pena, a 18 meses

Àngel Juanpere

Whatsapp
La calle Falset de Salou.

La calle Falset de Salou.

Un año y medio de prisión y y pagar una multa de 600 euros. Es la pena acordada entre el fiscal y la defensa del controlador de una discoteca de Salou acusado de vender droga. Los hechos se remontan a las once y media de la noche del 5 de septiembre de 2014. Una patrulla de la Policía Local vio en la calle Falset al acusado como entregaba a una persona una papelina de cocaína cerrada con alambre verde a cambio de dos billetes de 20 euros.

El acusado escondió un vaso con el logotipo de una marca de refresco en la jardinera que separa dos discotecas de la zona. Posteriormente, tras acercarse de nuevo una pareja de turistas, procedió a recoger el vaso donde lo había dejado con anterioridad, sacando del mismo una bolsa de plástico transparente, extrayendo de la misma una papelina. La vendió y volvió a dejar el vaso en el mismo lugar

Los agentes interceptaron a los turistas, a los que se les requisó el envoltorio de plástico, en cuyo interior había cocaína y una pastilla de éxtasis con forma de fantasma. Habían pagado 20 euros por la papelina de cocaína y cinco, por la pastilla. El acusado fue interceptado cuando salía de la discoteca en compañía de otra persona. Los agentes procedieron a realizar un registro en la discoteca.

Hallaron en una habitación de la que tenía llave el acusado alambre de color verde y plástico de color blanco. Asimismo, encontraron el vaso con el logotipo de la bebida refrescante. En su interior había una bolsa de plástico transparente con autoprecinto, con 42 pastillas de éxtasis con forma de fantasma y una bolsa de plástico transparente con seis envoltorios blancos cerrados con alambre de color verde con sustancia en polvo cristalizada de color marrón. En poder de la persona que acompañaba al acusado se le halló un envoltorio con sustancia blanca en su interior. El acusado llevaba 315 euros.

Temas

Comentarios

Lea También