Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Un diseño de El Vendrell escogido mejor del mundo. ¿Sabes qué es?

El Forbidden brain de Emilio García vuelve a sorprender... y a las salas de exposición

José M. Baselga

Whatsapp
Un diseño de El Vendrell escogido mejor del mundo. ¿Sabes qué es?

Un diseño de El Vendrell escogido mejor del mundo. ¿Sabes qué es?

Hace unos años Emilio García, de El Vendrell, sorprendió al mundo con su Jumping brain, un cerebro con patas de rana que ha llegado a ser pieza de coleccionista. El nombre de esa figura significa el cerebro que salta.

Ahora las rugosidades cerebrales de los diseños se García le han valido para que la revista americana Clutter Magazine, dedicada a juguetes de diseño y la más valorada del sector, le haya concedido el primer premio por su creación Forbidden brain.

La metáfora
La nueva obra del diseñador de El Vendrell es un cerebro como encerrado en una manzana. Una metáfora entre el fruto prohibido y el pensamiento prohibido que cada vez se impone más a la sociedad.

El diseño del Forbidden brain.

Cada año Clutter Magazine organiza un concurso entre los juguetes de diseño que se presentan en todo el mundo. García había concurrido en otras ediciones con anteriores creaciones. Este año se ha llevado el premio del jurado.

El mejor 'art toi'
El Forbidden brain lo creó en verano del pasado año y ya pudo verse en la Feria de Arte de Barcelona. El mejor ‘art-toi’ del año ha vuelto a surgir de El Vendrell.

La idea de los cerebrales diseños tienen su origen en 2008 cuando García viajó a Berlín. El muro que dividía a Alemania inspiró figurita en forma de cerebro al que García puso unas patas de rana. Jumping brain lo llamó. Algo así como el cerebro que salta. Porque para saltar aquel muro, o al menos evadirse de aquella situación, «debía de emplearse mucha imaginación». 

El jumping brain ha llegado a ser pieza de museo.

La creación fue protagonista en exposiciones en museos como el de Bellas Artes de Quebec (Canadá) o el Internacional de Ciencia Quirúrgica de Chicago, además de en salas en Nueva York, Los Ángeles, Miami, Londres, París, Berna, Copenhague... 

El diseño de las rugosidades cerebrales dio paso al cerebro calavera, el cerebro corazón o el cerebro granada que hasta se costumizó para Channel y se expuso en Tokio. Disney pidió al diseñador de El Vendrell que dibujase durante la inauguración de su nueva tienda en Hong Kong un Mickey Mouse ‘cerebral’.

Diseño para Disney.

Hasta Paul Frank, el célebre dibujante americano, creador del monito que lleva su nombre y que es un icono del diseño, contactó con García para pedirle que customizara el conocido personaje. También Mark Ryden, autor de portadas de discos para Michael Jackson o Aerosmith y de novelas de Stephen King, se ha intersado por el diseño.

Sus creaciones han estado varias veces en las célebres subastas de Sotheby’s. El oso original que pintó para Disney se subastó por 1.500 euros que se donaron a una asociación dedicada a la lucha contra el Sida. 

Una exposición con los cerebros calavera.
El monito Paul Frank.

Una creación muy celebrada fue el ‘cerebro granada’ al que se puso el logo de Channel. Sólo se hicieron unas pocas unidades en blanco y negro. Una de ellas se subastó por 3.600 euros. El propio Karl Lagerfeld, diseñador de la firma de moda, conoció de la existencia de los cerebros y tuvo el suyo

Un Bob esponja cerebral.
La granada cerebro. Karl Lagerfeld tuvo la suya.

Ahora ha llegado al fruto prohibido con forma de cerebro. García valora que es un concurso al que los diseñadores no se presentan sino que es la revista la que escoge quienes son los candidatos.

Temas

Comentarios

Lea También