Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Un enfermero del hospital de El Vendrell sufre una agresión laboral estando fuera de servicio

El sanitario fue reconocido por el agresor, que comenzó a golpearle diciéndo que no había atendido bien a su mujer

José M. Baselga

Whatsapp
El enfermero trabaja en el hospital comarcal de El Vendrell.  Foto: DT

El enfermero trabaja en el hospital comarcal de El Vendrell. Foto: DT

Un enfermero del hospital de El Vendrell que estaba fuera de su horario laboral y disfrutando de uno de los conciertos de las fiestas mayores de la localidad sufrió una agresión presuntamente por su trabajo como sanitario. Según la denuncia presentada en los Mossos d’Esquadra, el agresor le dijo, antes de golpearle reiteradamente, que «dejaste a mi mujer tirada en el hospital».

El enfermero, que sufrió golpes en la cara, una herida en la ceja y politraumatismos por todo el cuerpo, intentó defenderse. Se desencadenó una pelea hasta que otras personas que había en la zona lograron separarles. Entonces, según la denuncia, el agresor se fue. El enfermero no pudo identificar al agresor en su relato a los Mossos, por lo que se ha abierto una investigación.

No lo retuvieron

Los hechos sucedieron el lunes sobre las 4.30. El sanitario fue a buscar un bocadillo en la zona de restauración de los conciertos cuando notó que alguien le golpeaba dos veces en la cabeza. «Me giré creyendo que sería un conocido y entonces me empezó a caer encima una lluvia de puñetazos». Los equipos de seguridad prácticamente no vieron la pelea y no retuvieron al agresor.

El suceso ha alarmado al colectivo sanitario, que pide a las autoridades tomen medidas. Los sanitarios temen que además de las amenazas, insultos y también golpes que sufren cada vez más en los centros de trabajo, ahora puedan ser atacados fuera de los hospitales y de los consultorios médicos si son reconocidos por alguien que cuestione su trabajo.

Recelo a ir por la calle

El enfermero agredido reconoce que ahora tiene «recelo» de ir por la calle. «No sabes si alguien te ha podido reconocer y atacarte porque considere que no le atendiste bien. Vas intranquilo». El enfermero señala no recordar el caso que pudo desencadenar la agresión porque son muchos los que atiende a lo largo del día en el hospital de El Vendrell.

Compañeros de la víctima han comenzado a movilizarse para analizar qué calificación jurídica puede tener la agresión, ya que denuncian que el sanitario habría sido atacado por su dedicación laboral, pese a estar fuera de servicio.

El Código Penal contempla las agresiones a sanitarios como un delito de atentado contra la autoridad y puede conllevar cuatro años de cárcel y multa de tres a seis meses.

Los más agredidos

Un estudio del Ministerio de Sanidad destaca que tras los médicos, son los sanitarios los que sufren más agresiones. Entre 2008 y 2012 unos 30.000 profesionales sanitarios sufrieron alguna agresión física o verbal. La Organización Médica Colegial reclama que la reforma penal contemple también como delito las amenazas, injurias, vejaciones y coacciones que pueda sufrir el personal sanitario. De lo contrario, señalan que supone la «gratuidad del insulto y las amenazas».

También pide criterios al tipificar falta o delito. En 2014, el 59% de los casos fueron considerados falta (lesiones, daños, maltrato, orden público, amenazas, vejaciones e injurias) y el 41%, delitos (atentado, lesiones, amenazas, abuso sexual y alteración del orden público).

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También