Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Un fallecido y seis afectados por un brote de legionelosis en Salou

Salut apunta al hotel Jaume I como origen pero no está segura. La investigación durará tres o cuatro semanas

Xavier Fernández

Whatsapp
Un fallecido y seis afectados por un brote de legionelosis en Salou

Un fallecido y seis afectados por un brote de legionelosis en Salou

Una persona muerta y otras seis afectadas es el resultado, por el momento, del brote de legionelosis que se habría iniciado en el Hotel Jaume I deSalou. Según explicó ayer en rueda de prensa la subdirectora general de Coordinació de la Salut Pública a la Catalunya Central, Camp de Tarragona, Lleida, Alt Pirineu i Aran i Terres de l’Ebre, Mercè Bieto, el brote se detectó el pasado miércoles 28 de septiembre y de inmediato Salut comenzó las pertinentes inspecciones y tomó las primeras medidas.

El hotel, sin embargo, siguió abierto hasta el siguiente domingo, 2 de octubre, en que cerró por final de temporada. En esos cuatro días en que siguió funcionando, la ocupación era considerablemente inferior a la del resto de la temporada.

Según Bieto, no fue necesario cerrar de inmediato el hotel porque se tomaron las medidas adecuadas, que, sin embargo, no supo enumerar. «Fueron las habituales en estos casos», dijo, en alusión a desinfección y tratamientos térmicos. Eso sí, insistió en que el hotel se había mostrado en todo momento colaborador con los inspectores y que estaba tomando todas las medidas que se le solicitaban desde el Departament de Salut.

¿Cuál es el origen?

Bieto admitió que Salut no sabe con seguridad si el origen del brote está en el propio hotel. Las circunstancias apuntan a ello porque los siete afectados se alojaron en el establecimiento en diversos periodos entre el 29 de agosto y el 1 de octubre.

Los casos de legionelosis se detectaron cuando los afectados ya habían regresado a sus lugares de origen y se alertaron a través de la redes europea y estatal de legionelosis, enfermedad que es de declaración obligatoria.

La persona fallecida –murió el 29 de septiembre– es natural de Madrid y tiene unos 50 años de edad. La subdirectora general dijo desconocer incluso el sexo del difunto, así como si había fallecido en el mismo Madrid o si padecía una patología previa que hubiese influido en su deceso al haber empeorado su estado de salud.

Los restantes seis afectados, cuatro hombres y dos mujeres, procedían de «la Catalunya central», de otras dos comunidades españolas (Aragón y La Rioja) y del extranjero (Francia e Irlanda). La responsable sanitaria no quiso precisar ni la comarca ni la localidad «de la Catalunya central» donde residen las dos personas afectadas.

De los seis afectados, uno ya ha sido dado de alta, otros cuatro permanecen ingresados y del sexto (o sexta) no se sabe su estado. De nuevo, y pese a la insistencia de los periodistas presentes, Bieto fue incapaz de explicar la gravedad (o no) de los cuatro ingresados. Ni siquiera si se teme por su vida o se les dará de alta en breve.

La sintomatología de los afectados se empezó a dar entre el 12 de septiembre y el 1 de octubre. Ayer mismo se declararon tres casos de legionelosis. Salut desconoce –o dice desconocer– la procedencia de esos tres casos.

Después de que se declarase el brote, Salut empezó la inspección del establecimiento y la recogida de muestras. Fue el punto de partida de una investigación que se prolongará entre tres y cuatro semanas, una investigación que será «más fácil», según Bieto, gracias a que el hotel está cerrado desde el domingo.

El Departament no descarta que pueda haber más afectados porque el periodo de incubación de la enfermedad es de catorce días y el hotel permaneció operativo hasta el 2 de octubre. Lo que sí descartó la responsable de Salut es que pudiese haber afectados entre los trabajadores. Una joven que trabajó hasta el pasado domingo en el hotel se mostraba ayer preocupada y hoy mismo se realizará analíticas para descartar la presencia de la enfermedad.

No ha sido la comida

Salut no alertará a las personas que estuvieron en el hotel porque ya no hay medidas a posteriori que pudieran evitar el desarrollo de la enfermedad si la persona ya se ha contagiado. Ni tampoco sabe cuántas fueron. El hotel había cumplido con satisfacción todas las inspecciones, según Bieto, que desveló que ya se había producido en el mismo establecimiento algún caso de legionelosis anterior pero aislado, algo que «no es extraordinario». En esos casos, no se pudo determinar cuál había sido el origen de la legionelosis.

La subdirectora insistió en que no se sabía el origen del brote pero descartó que fuese la comida «por la sintomatología de los enfermos».

Los siete casos, como apunta Europa Press, se han notificado a la Subdirección de Vigilancia y Respuesta a Emergencias de Salud Pública por la Red europea de vigilancia de Legiolenosis asociada a viajes (Eldsnet) y por la Unidad de Vigilancia de Catalunya Central entre el 28 de septiembre y el 6 de octubre.

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También