Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Un juez avala la construcción de una gasolinera cerca de un colegio en Salou

Desestima la demanda de la escuela Elisabeth contra la instalación de un hipermercado y una estación de servicio junto al vial de Cavet
Whatsapp
La gasolinera y el hipermecado Esclat de Bon Preu están abiertos desde el año pasado. Foto: Lluís Milián

La gasolinera y el hipermecado Esclat de Bon Preu están abiertos desde el año pasado. Foto: Lluís Milián

La gasolinera del hipermercado Esclat de Salou seguirá abierta. La magistrada del Juzgado Contencioso Administrativo número dos de Tarragona ha desestimado la demanda de la escuela Elisabeth contra el Ayuntamiento de Salou y Bon Preu. El colegio presentó un recurso a finales de 2012 para evitar la construcción de esta superficie comercial y de una estación de servicio a unos 320 metros del centro educativo. Ambas están abiertas desde el año pasado.

Pedía que el consistorio anulase tanto el concurso público y la concesión a Bon Preu como la modificación parcial del terreno municipal donde están ubicados –junto al vial de Cavet, en el sector 01 Barenys–. La juez estima que la escuela no está legitimada para decidir sobre el planeamiento urbanístico. Además, la condena a pagar las costas de este proceso judicial por un importe máximo de 600 euros.

El colegio Elisabeth basaba su demanda, entre otras cosas, en que la gasolinera no estaba incluida ni en las bases del concurso ni en los informes previos de la Direcció General de Comerç y la Secretaria per a la Mobilitat. Alertaba del riesgo que supondría su presencia para el entorno y exigía que el Ayuntamiento prohibiese su instalación. La estación de servicio cuenta con diez surtidores.

La Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de Salou aprobó el 7 de agosto de 2012 la adjudicación a Bon Preu para que implantará un hipermercado de 3.500 metros cuadrados en la calle Victòria dels Àngels esquina con la calle Xavier Montsalvatge. La magistrada recuerda en la sentencia que la escuela no impugnó la convocatoria del concurso ni el pliegue de condiciones y tampoco participó en el proceso, «por lo que carece de legitimación activa para impugnar el acuerdo de la Junta de Gobierno». Y apunta que los jueces no tienen competencia para prohibir al consistorio que instale una gasolinera allí.

El Esclat fue inaugurado el 21 de mayo de 2014. Bon Preu invirtió cerca de 12 millones de euros en esta superficie, en la que trabajan 70 personas.La gasolinera funciona desde finales de año.

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También