Un juez permite abrir a la discoteca Tropical Salou que estaba clausurada 15 días

La medida cautelar ha molestado al Ayuntamiento, que ha criticado la resolución judicial. Los otros dos locales, Nikita y Enjoy Salou, no han logrado la suspensión del cierre y seguirán con la persiana bajada. La decisión municipal se argumentaba en la falta de garantías sanitarias por la Covid-19

Jordi Cabré

Whatsapp
Imagen de lsábado con decenas de personas en la calle CarlesBuïgas. FOTO: DT

Imagen de lsábado con decenas de personas en la calle CarlesBuïgas. FOTO: DT

La discoteca Tropical Salou abrirá este viernes tras conseguir horas antes una resolución judicial que le concede la medida cautelar para levantar la persiana y poner en marcha su negocio, de discoteca una parte y de restaurante en la otra. 

La medida judicial ha dejado sin efecto la orden de cierre que el Ayuntamiento de Salou había decretado el miércoles por la tarde-noche tras analizar los incidentes ocurridos el fin de semana y en el que clausuraba tres locales (Tropical, Enjoy y Nikita) por espacio de 15 días.

Los tres locales se activaron tras conocer la decisión municipal y presentaron recurso a los tribunales. Hoy, una de las tres discotecas, Tropical Salou, sonreía al conseguir la medida cautelar del Juzgado Contencioso Administrativo número 2. Las otras dos no lograron su objetivo y mantienen la persiana bajada.

La decisión del juez ha sorprendido al Ayuntamiento de Salou, que ha criticado la resolución judicial y ha expresado su disconformidad.

Las contradicciones

¿Por qué un mismo juez autoriza una suspensión cautelar y desestima otras dos?

Una de las ventajas que tiene la empresa Tropical Salou respecto a Nikita y Enjoy es que en el mismo edificio cohabitan dos actividades, la de discoteca y la de restaurante, siendo la misma entrada para ambos locales. Este factor ha ayudado para argumentar las contradicciones que según el magistrado se observan en el informe de la Unitat Regional de la Policia Autonòmica (URPA) de los Mossos y el acta que levanta la Policía Local en la madrugada del domingo día 5.

«Concurrre una circunstancia especial, que es la absoluta contradicción entre los informes policiales de la Policía Local y Mossos. Según los informes tenidos en cuenta por la resolución administrativa, existirían incumplimientos significativos de la normativa sanitaria como consecuencia de la pandemia que notoriamente existe. Pero según el informe de los Mossos d’Esquadra, no existe ningún incumplimiento; es más, se cumplen la totalidad de las medidas preventivas necesarias y existe diligencia por parte de los empleados».

El juez añade en su explicación que el problema está en las aglomeraciones en la vía pública «lo que ciertamente no entra dentro de las potestades del local ni de las obligaciones que sanitariamente se le imponen. Y si el motivo del cierre es la falta de estas medidas, el acta policial actúa como efectiva contradicción de lo apreciado por la resolución administrativa».

El juez se apoya en los informes del URPA para dar la medida cautelar a la discoteca Tropical Salou y admite que el cierre hubiera provocado un perjurio económico y laboral en una temporada turística excepcional por su bajo rendimiento, y también que «tales perjuicios, aunque pudieran ser resarcidos posteriormente, no serían ni de fácil cálculo ni de sencilla reversión».

El juez ordena a Mossos más inspecciones

La medida cautelar no quedará exenta de nuevas inspecciones, que el juez ordena a los Mossos d’Esquadra «que proceda a inspeccionar el local nuevamente, en horas de mayor afluencia y sin aviso previo de ninguna especie, por lo menos dos veces dentro de los tres días siguientes, y más veces si se considera necesario, remitiendo informe a este Juzgado sin perjuicio de adoptar las medidas oportunas con su resultado».

Paralelamente a las inspecciones que deben llevar a cabo los Mossos d’Esquadra, el juez ordena al Ayuntamiento de Salou «las medidas necesarias para impedir y, en su caso disolver las aglomeraciones que se produzcan, de las formas que considere más oportunas en el ejercicio de sus potestades».
Y exige a Tropical Salou que colabore con la administración para evitar aglomeraciones.

El Ayuntamiento tiene tres días para presentar alegaciones y advierte el juez que "la constatación de cualquier incumplimiento de la normativa sanitaria por parte del solicitante (Tropical Salou) podrá llevar a la revocación de la medida adoptada".

Temas

Comentarios

Lea También