Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Un mantero agrede a una paradista del mercado de Coma-ruga

La artesana quiso fotografiar al vendedor ilegal para denunciar una situación que padecen desde hace dos meses

José M. Baselga

Whatsapp
Los paradistas del mercado de artesanía montando sus puestos.  Foto: JMb

Los paradistas del mercado de artesanía montando sus puestos. Foto: JMb

Además de los autónomos y otros impuestos que las administraciones siempre saben encontrar, pagan unos 1.000 euros para poder montar una parada en el paseo marítimo de Coma-ruga durante las tardes de dos meses de verano.

Por eso cuando una de las paradistas del mercado de artesanía vio que unos metros más allá, en una de los puestos sin licencia que se montan en la zona sin que la Policía Local lo impida, se ofrecían a mitad de precio los mismos cojines relajantes que ella tiene en su parada, ya no pudo más.

La paradista se colocó frente a la mesa sin licencia y quiso hace una foto. Para poner una denuncia, para dejar constancia al Ayuntamiento, para quejarse. Para algo. Pero el vendedor ilegal se encaró y agredió a la mujer. En ese momento se desató una gran tensión hasta la llegada de la policía, que identificó al presunto agresor y lo denunció por venta de material ilegal.

Los paradistas denuncian la permisividad de la Policía Local hacia los manteros que se colocan junto a ellos. Un paradista lamenta que «la policía sólo viene a hacer de frontera. A partir de donde se ponen ellos, los manteros se colocan con la tranquilidad de que no van a ser perseguidos».

Los paradistas sin licencia que se colocan anexos al mercado de artesanía ofrecen los mismos productos. Según los que pagan por tener sus paradas, los que venden de manera ilegal son unos 50 y los fines de semana superan los 70. La mayoría son de origen senegalés y venden prendas falsificadas, y también los hay ecuatorianos que venden piezas de artesanía, bisutería o pañuelos.

Reacción

La tensión que se desató el martes «fue la reacción a ver como durante meses han sido una competencia desleal sin que el Ayuntamiento lo impida». En señal de protesta ayer querían colocar sus furgonetas en la zona donde acostumbran a a colocarse las paradas sin licencia. Pidieron autorización para esa protesta pero desde el Consistorio se denegó.

Los paradistas esperaban que ayer los manteros no acudiesen, tras la tensión del martes. Pero como cada día, a las siete de la tarde, comenzaron a llegar sobre todo los senegaleses con sus mantas. Y también pudieron verse patrullas de Mossos d’Esquadra. «Hacía mucho que no veíamos a los mossos», señalaronn los paradistas. Minutos antes también los paradistas pudieron explicar sus inquietudes a los mandos del cuerpo.

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También