Un milagro salva la protectora de animales de Torredembarra

Una donación de 70.000 euros permite a la entidad alcanzar los 120.000 que pedía el propietario de los terrenos

JORDI CABRÉ

Whatsapp
La protectora de Torredembarra seguirá abierta al lograr el dinero para poder adquirir los terrenos donde se asienta.  FOTO: PERE FERRÉ

La protectora de Torredembarra seguirá abierta al lograr el dinero para poder adquirir los terrenos donde se asienta. FOTO: PERE FERRÉ

La Societat Protectora d’Animals de Catalunya (SPAC), con sede en Torredembarra, ha anunciado en sus redes sociales que ha logrado el dinero que necesitaba antes del 31 de diciembre (120.000 euros) para comprar los actuales terrenos donde se ubican, situados al pie de la AP-7.

Esto significa que la protectora torrense, con 25 años de antigüedad y que presta servicio de recogida a unos 40 municipios del entorno (curiosamente Torredembarra tiene convenio con la Última Llar, protectora afincada en Reus), mantendrá su labor y no se verá obligada a bajar la persiana el último día del año.

Una importante donación (se mantiene el anonimato del mecenas) de 70.000 euros en las últimas horas ha obrado el milagro. SPAC había activado desde hacía meses una campaña de recaudación voluntaria para alcanzar la cifra que había pactado con el titular de los terrenos y fundador de la protectora, Josep Maria Crespo, que ayer confirmaba al Diari que las negociaciones iban por buen camino.

El acuerdo entre la asociación y el propietario de esta finca era de 120.000 euros iniciales para no sacar el terreno a la venta (había otros compradores interesados, pero sin la presencia de las instalaciones zoológicas). Este dinero es la primera parte del acuerdo y luego habrá que seguir abonando una serie de cuotas para cerrar la compraventa de esta finca, la única de la ciudad catalogada como uso zoológico. Esta segunda parte del pago también lo explicaba SPAC en su web.

A los 70.000 euros donados de este benefactor deben sumarse otras cantidades que se han ido reuniendo en semanas anteriores: hubo una castañada de la asociaciones de padres de la Escola L’Agulla, un sorteo de una cesta y diversidad de aportaciones individuales de personas que intentaban salvar estas instalaciones que hace 25 años fueron inauguradas por la víuda de Félix Rodríguez de la Fuente, divulgador ambientalista que se hizo famoso por sus documentales en televisión.

¿Y ahora qué?

SPAC explica que agradece la ayuda y la colaboración de las personas y entidades que han permitido reunir esta cantidad de dinero y explica que una vez resuelto este gran handicap, es hora de seguir trabajando para cuidar a los animales que entran en la protectora y buscarles una nueva vida con las adopciones.

La llegada de este capital anula una de las primeras etapas del cierre definitivo de la protectora. El próximo 1 de diciembre se cerraba la entrada de nuevos animales para evitar que el último día de actividad fuera más complejo la recolocación de tantos perros, gatos, aves de corral, caballos, cabras.... Esta restricción ya no existe y la entidad seguirá recogiendo animales abandonados en los municipios con los que tiene convenio.

La nueva situación de la protectora ha convertido en estéril el debate político que se generó en el pasado pleno del Ayuntamiento de Torredembarra, donde el concejal no adscrito Toni Cruz proponía crear una protectora municipal si se cerraba la actual. Su propuesta fue tumbada por ERC y Ciutadans y solo se aceptó parte de la moción que no era otra de dar consejos en la web en caso de encontrarse un animal abandonado en la ciudad.

Temas

Comentarios

Lea También