Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Costa sucesos

Un ‘okupa’ de Salou agrede a la comitiva judicial que le iba a desahuciar

El joven se marchó, pero fue  detenido poco después por los Mossos. En la casa se hallaron 27 plantas de marihuana

Àngel Juanpere

Whatsapp
Las plantas de marihuana estaban en una de las habitaciones de la vivienda. Foto: Mossos d'Esquadra

Las plantas de marihuana estaban en una de las habitaciones de la vivienda. Foto: Mossos d'Esquadra

Una comisión judicial que el pasado lunes acudió a una vivienda de Salou a proceder a un desahucio por orden de un Juzgado de Tarragona fue agredida por el inquilino, que estaba de okupa en la casa. Tras su huida fue detenido por los Mossos d’Esquadra. En el interior de la vivienda se encontraron 27 plantas de marihuana en sus correspondientes macetas. El detenido es un ciudadano cubano de 18 años.

Los hechos ocurrieron sobre las once de la mañana en un domicilio de la calle Pere Martell, cerca de la vía del tren. Una comisión judicial –formada por la secretaria y el agente judicial del Jutjat de Pau de Salou– junto con una procuradora acudieron al domicilio para materializar la orden dictada por el Juzgado de desahuciar al hombre que estaba en su interior.
Cuando el personal judicial llamó a la puerta, inicialmente nadie les abrió. Finalmente lo hizo una joven, quien aseguró que era la novia del joven que vivía en el lugar y que no tardaría en venir.  Y ella se marchó.

La comisión judicial, con el mandamiento del juez en la mano, entró en el domicilio para proceder a cambiar la cerradura. En ese momento llegó el joven e intentó echar a los allí presentes, con un bastón en la mano. Ante esta situación, la procuradora llamó con su móvil a los Mossos d’Esquadra. La acción fue vista por el joven, quien golpeó a la mujer. Asimismo empujó a la secretaria y al agente judicial. Seguidamente bajó las escaleras y marchó del lugar.

Una patrulla de paisano de los Mossos localizó minutos más tarde al sospechoso en el cruce de las calles Carles Roig y Gandesa, procediendo a su detención. Está acusado de un delito de atentado a agentes de la autoridad y otro contra la salud pública.  Mientras tanto, la comisión judicial había hallado en una de las habitaciones una plantación de marihuana. Fueron 27 plantas en sus correspondientes macetas. 

Por su parte, la novia del detenido, al ser menor de edad, fue llevada por una patrulla a la comisaría de la Policía Autonómica.

Temas

Comentarios

Lea También