Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Costa Torredembarra

Un paso más para recuperar la escultura Alfa i Omega

El consistorio ha sacado a licitación los trabajos para reparar el bloque de hormigón por un presupuesto de 82.000 euros

Carmina Marsinach

Whatsapp
Estado actual en el que se encuentra el bloque de hormigón de Baix a Mar, a unos 85 metros de la línea de la costa.  FOTO: AJ. TORREDEMBARRA

Estado actual en el que se encuentra el bloque de hormigón de Baix a Mar, a unos 85 metros de la línea de la costa. FOTO: AJ. TORREDEMBARRA

Torredembarra quiere recuperar su icónica escultura Alfa i Omega. En junio del año pasado el Ayuntamiento se vio obligado a retirarla debido a su mal estado. El consistorio ya ha hecho los primeros pasos para que sea posible devolverla al mar, pero qué pasará con el monumento aún sigue siendo una incógnita. Ahora el equipo de gobierno ha sacado a licitación las obras de reparación del bloque de hormigón de Baix a Mar donde se sustentaba la talla.

El presupuesto de los trabajos es más alto de lo que se había previsto inicialmente y pasa de los 70.000 euros hasta los 82.309,89 euros con IVA incluido. Las empresas interesadas tendrán hasta el 25 de septiembre para presentar sus propuestas. Y está previsto que una vez adjudicadas tengan una duración de seis semanas.

El Ayuntamiento encargó la redacción del proyecto a la empresa Dengvial. El objetivo de la actuación es realizar el refuerzo estructural de la isla artificial «el bloque» que se sitúa a unos 85 metros de la línea de la costa, frente a Baix a Mar, el barrio marítimo de Torredembarra.

Estado actual en el que se encuentra el bloque de hormigón de Baix a Mar, a unos 85 metros de la línea de la costa. FOTO: AJ. TORREDEMBARRA

Anteriormente, la función de esta estructura servía como punto de apoyo para arrastrar las barcas de los pescadores atracadas en la playa y facilitar así su salida a navegar. Fue en 1999 que el Ayuntamiento instaló la escultura Alfa i Omega, del artista Rafael Bartolozzi, de 10 metros de altura.

El bloque de hormigón presenta ahora un estado «deficiente, con un importante desgaste y fragmentación» debido a la acción del mar. Y según señalan en el proyecto, hay peligro de que se produzca algún desprendimiento parcial de la estructura.

Tras analizar el estado del bloque, se prevé realizar un revestimiento de hormigón armado, tanto de forma perimetral como superficial.

Lo que sí determinaron los informes realizados por el Ayuntamiento de Torredembarra es que la pieza original de Rafael Bartolozzi no volvería al mar por su deterioramiento. El pasado mes de enero se creó un grupo de trabajo formado por las distintos grupos políticos con representación en el consistorio, vecinos de Baix a Mar y la familia del artista, para tratar el futuro del emplazamiento. Entonces todos ellos estuvieron de acuerdo en devolverla al mar al tratarse de un «símbolo y un icóno de Torredembarra».

Ahora el Ayuntamiento está estudiando distintas opciones para realizar una réplica del monumento, pero que esta vez estaría hecha con otros materiales que no se erosionen tan fácilmente. Pero se desconoce aún si esta opción sería viable económicamente para el consistorio torrense. El presupuesto de construcción de la escultura podría alcanzar los 60.000 euros. A esta cifra habría que añadirle los costes de montaje y mantenimiento.

Vale Pino, el anterior concejal de Urbanismo, propuso en su momento llevar a cabo una consulta ciudadana para que todo el municipio tenga la posibilidad de decidir si quieren que se vuelva instalar una replica del Alfa i Omega en el litoral torrense.

La familia del artista ha lamentado en distintas ocasiones que la escultura tuviera que ser retirada: «El principal problema es que en todos estos años en que la escultura ha estado en la playa, nunca se ha hecho ningún mantenimiento, no se ha cuidado», explicó el hijo del artista, Nil Bartolozzi, que añadió «que no se haya cuidado ha provocado que se haya tenido que sacar del sitio al que pertenece porque debería haberse buscado una solución antes para arreglarla in situ, sin quitarla».

Temas

Comentarios

Lea También