Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Un perro peligroso provoca el pánico en una terraza de Cambrils

El perro de raza peligrosa atacó a un perro faldero tras escaparse de su propietario, que lo paseaba sin bozal

Jordi Cabré

Whatsapp
Imagen de archivo de un perro potencialmente peligroso. FOTO: DT

Imagen de archivo de un perro potencialmente peligroso. FOTO: DT

El susto que se llevaron en la terraza del bar Las Cadenas, en el Passeig Albert este domingo poco antes de las tres de la tarde, costará de olvidar.

Un perro considerado de raza potencialmente peligrosa, un ejemplar adulto de Stafford cruzado, se soltó de su propietario cuando lo intentaba introducir en el coche aparcado cerca de este bar. El animal se soltó y se fue directo a por un perro faldero que estaba atado en las patas de una mesa de la terraza de este establecimiento mientras su propietario tomaba algo.

El ejemplar de Stafford se ensañó con la otra mascota provocándole heridas realmente graves, según han señalado algunos testigos presenciales.

Se soltó y fue a por la mascota

El hombre que paseaba el perro logró de nuevo coger la correa del perro potencialmente peligroso y separarlo de su ‘víctima’, mientras el titular de la mascota agredida se recuperaba del estado de shock en el que había entrado al presenciar el ataque sorpresivo del Stafford.

Desde el bar Las Cadenas, un familiar del propietario del perro herido llamó rápidamente a la comisaría de la Policía Local de Cambrils, que envió a una patrulla de inmediato. Los agentes se acercaron al bar situado en la parte histórica de la villa marinera y mediaron entre las partes.

El perro gravemente herido está censado y con chip, mientras que el ejemplar de Stafford que carecía de bozal tiene insertada la identificación digital, pero no está en el censo de perros de raza potencialmente peligrosa del registro de la ciudad.

Los agentes comprobaron que el perro potencialmente peligroso estaba a nombre de una mujer, la pareja del que lo paseaba, pero que no había censado a su animal en el registro municipal. Además de esta falta grave, el perro estaba en la calle sin bozal y el paseador no tenía licencia para sacarlo a la vía pública.

Por todo lo ocurrido, la Policía Local de Cambrils levantó un acta de denuncia por varias infracciones de la ordenanza municipal: llevar el perro sin bozal, carecer el hombre de una licencia para pasearlo y también denunciar a la propietaria del ejemplar de no haber censado a su mascota en el registro del Ayuntamiento.

Toda la información registrada en el acta se transmitió al Departament de Medi Ambient del Ayuntamiento el lunes a la espera de que la titular del perro peligroso acredite la documentación obligatoria no sin estar expuesta a una sanción económica importante.

Además no se descarta que el propietario del perro herido pueda presente denuncia. Según parece, los propietarios del perro de raza potencialmente peligrosa asumieron los gastos de veterinario.

Temas

Comentarios

Lea También