Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Un policía local de Cambrils, imputado por presunta falsificación de pruebas

El origen de los hechos se remonta al año 2011. El agente habría aprovechado recursos públicos y abusado de su poder
Whatsapp
Los hechos se remontan al año 2011. Ahora la imputación cae sobre los agentes. Foto: Alba Mariné

Los hechos se remontan al año 2011. Ahora la imputación cae sobre los agentes. Foto: Alba Mariné

Un agente de la Policía Local de Cambrils ha sido imputado por un presunto delito de falsificación de pruebas, aprovechamiento de recursos públicos y abuso del poder que le confería el hecho de ser agente del orden. También un exagente del cuerpo policial, que hace un tiempo que se fue de Cambrils para ir a trabajar a otra localidad.

El origen de los hechos se remonta a la primavera del año 2011, poco antes de las elecciones municipales, tras la implicación de un familiar de la entonces concejal de Governació por el PSC, Laura Forcadell, en un acto delictivo. Según apuntan distintas fuentes consultada, los agentes habrían aprovechado el caso para forzar la situación y perjudicar a la concejal y al jefe de la Policía, acusándoles de tráfico de influencias y otros delitos en relación con el caso de su familiar. Pero ahora parece que el atestado que redactaron los policías sería tendencioso y pondría en evidencia tanto a la edil como al entonces jefe del cuerpo.

Meses después de producirse la denuncia inicial, las autoridades judiciales decidieron retirar la imputación al máximo responsable policial, y al año siguiente surgió la resolución exculpatoria para la ya exedil. Pero las cosas no quedaron así. No solo fueron exculpados de las acusaciones iniciales, sino que el caso dio un giro de 180 grados y aparecieron indicios que señalaban que los dos policías se habrían pasado de la ralla, habrían falsificado pruebas y aprovechado recursos públicos para hacer parecer culpables a la entonces concejal y el jefe de la Policía Local.

Fue en aquel momento cuando se empezó a investigar de nuevo toda la trama, se buscó asesoramiento externo -la Policía Nacional lleva la investigación- y ahora parece que podría haber indicios de delito por su parte.

Si finalmente se les acusa de este delito, se trataría de una falta muy grave, que podría suponer más de tres años de suspensión de sueldo y empleo.

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También