Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Un policía y dos bañistas rescatan a un niño de seis años en la Platja de L'Ardiaca de Cambrils

La Generalitat no ampliará el suelo residencial en el ámbito del Centre Recreatiu i Turístic: mantiene los 386.000 metros cuadrados vigentes en vez de los 496.000 que anunció en febrero
Whatsapp
La Platja de l´Ardiaca está compuesta de varias calas artificiales creadas por espigones. Foto: Pere Ferré

La Platja de l´Ardiaca está compuesta de varias calas artificiales creadas por espigones. Foto: Pere Ferré

Un policía local de Cambrils y dos paseantes consiguieron este sábado a primera hora evitar una tragedia. Un menor, de unos seis años de edad, estaba jugando con sus dos hermanas en la orilla de una de las calas de la Platja de L’Ardiaca, en poniente de Cambrils.

El niño, montado en una barca hinchable, no se percató de que la fuerte corriente lo conducía mar adentro y en pocos minutos la barca hinchable y el menor se encontraban a 50 metros de la orilla.

Al ser alertados los padres por las hermanas de lo que ocurría, ambos se tiraron al agua e intentaron atrapar la barca, pero sus intentos fueron en vano por culpa de la fuerte corriente que el sábado a primera hora había en L’Ardiaca.

A falta de socorrista oficial, que empieza en turno a las 11 horas, los padres empezaron a pedir ayuda y dos paseantes que estaban en la zona rápidamente se tiraron al agua en busca de la barca. Al mismo tiempo, un policía local de Cambrils que iba a un servicio por la zona se sumó al rescate y solicitó ayuda.

Él también se tiró al agua y junto con los dos bañistas lograron alcanzar la barca y devolverla a la orilla con mucho esfuerzo, porque la corriente impedía volver con facilidad a la orilla.

El menor, que en todo momento estuvo dentro de la barca, sólo se asustó, pero no necesitó asistencia médica porque nunca estuvo en riesgo de ahogo. Tras unos minutos de nervios, los tres socorristas accidentales llegaban a la arena con el pequeño y su barca hinchable. La familia, residente en Zaragoza y de vacaciones en Cambrils, agradeció la ayuda recibida.

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También