Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Un restaurante de L'Hospitalet de l'Infant se enfrenta al consistorio

El gerente del restaurante El Pescador, Oscar Parra, asegura que su negocio cumple con todas las normativas
Whatsapp
El gerente del restaurante asegura que la estructura de metal de su terraza es desmontable. Foto: Alba Mariné

El gerente del restaurante asegura que la estructura de metal de su terraza es desmontable. Foto: Alba Mariné

Cuatro años de notificaciones y reuniones han desencadenado en una situación complicada para el gerente del negocio El Pescador, un restaurante situado en la fachada marítima de l’Hospitalet de l’Infant. El pasado mes de diciembre recibió una multa económica de más de 800 euros.

Òscar Parra alquiló y cogió las riendas del restaurante en 2008. Dos años más tarde empezó la lluvia de notificaciones y expedientes que le alertaban de la necesidad de adecuar su local a la normativa municipal. Parra asegura que el motivo por el cual se le sugiere que cerrarán su local es puramente político:«Estoy en contacto con una persona cercana a otra formación política y esto me ha traído problemas». El gerente centra su defensa en que las instalaciones que conforman su terraza son responsabilidad del propietario del local y que por contrato no tiene el permiso para retirarlas. Sin embargo, la licencia de actividad está a nombre de Parra, de modo que los expedientes le llegan a él.

Además, añade que la terraza ‘es indispensable para trabajar con dignidad durante todo el año’. «Todos los elementos de la estructura son desmontables, pero en el Ayuntamiento no lo quieren ver», explica. Otro de los argumentos con los que lucha Parra es el apoyo por parte de 160 vecinos que firmaron asegurando que su actividad no les provocaba molestias por ruido.

 

‘No hay fijaciones políticas’

Por su parte, el alcalde de Vandellòs i l’Hospitalet de l’Infant, Alfons Garcia, insiste en que no existen ‘fijaciones políticas ni personales contra el gerente de El Pescador’. En cambio, remarca que es necesario que se retiren los elementos fijos de la estructura de la terraza y que ésta se adecúe a la normativa municipal. Para ello, tendrá que obtener una licencia con permiso para ocupar la vía pública y zona verde.

En estos momentos, su licencia vigente le acredita del uso de 45m2, pero en realidad se ocupan 60m2. Desde el consistorio también inciden en la importancia de usar sillas y mesas mobibles.

Ayer finalizaba el terminio de la presentación de recursos. El gerente del negocio lo entregó con la esperanza de encontrar una solución que le permita seguir trabajando sin infringir la ley. Sin embargo, Parra reafirma que la ordenanza habla de ‘altura máxima, pero no ocupación de superfície’.

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También