Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Un vecino de El Vendrell, armado y vigilado por un posible sicario de su exmujer 

La presunta autora es la guardia urbana de Barcelona acusada de matar a su novio en el pantano del Foix 

Diari de Tarragona

Whatsapp
El cuerpo del agente apareció en el pantano del Foix.

El cuerpo del agente apareció en el pantano del Foix.

¿Cómo conseguir a un sicario para matar a su ex marido? Esa pregunta alarmó a las presas de la cárcel de Wad Ras. Rosa Peral, la guardia urbana de Barcelona acusada de matar a su compañero de cuerpo y pareja sentimental, Pedro Rodríguez, insistía en que debía matar a su ex marido y padre de sus dos hijas.

Estaba dispuesta a pagar hasta 30.000 euros, según las declaraciones de las reclusas que dieron la voz de alarma. Desde su ingreso en la cárcel Rosa Peral repetía esa amenaza. «Le odio. Tengo que matarle. No deja que mis hijas vean a sus abuelos. Tengo que acabar con él».

Iba en serio
El detonante sería que los padres de Rosa no podían ver a sus nietas. O eso decía. Lo que parecían calentones pasó a preocupación cuando la guardia urbana detenida dijo que iba en serio y que estaba dispuesta a negociar con el sicario en encuentros íntimos en prisión, según relata La Vanguardia.

Un funcionario de prisiones contactó con el ex marido de Rosa, que es mosso d’esquadra, y le advirtió de las amenazas de su ex mujer. El agente presentó una denuncia. Tras verificar la información y veracidad del aviso de las internas, el caso ha pasado al juzgado de El Vendrell ya que es donde está el domicilio del hombre amenazado.

Calcinado
El caso del asesinato del guardia urbano, que apareció en el maletero de un coche calcinado en el pantano del Foix, cerca de El Vendrell, sacudió a la opinión pública. Y más cuando los sospechosos y los detenidos son la pareja sentimental del agente asesinado y otro guardia urbano, Albert López, que había tenido una relación anterior con la mujer.

 La investigación ratificó las versiones de dos compañeras de módulo de Rosa Peral, que confirmaron que la mujer estaba dispuesta a contratar los servicios de un sicario

Actos preparatorios
Hace unas semanas la guardia urbana fue llevada a los juzgados de El Vendrell  acusada de un delito de actos preparatorios para cometer un homicidio, pero la mujer lo negó.  De hecho no ha podido probarse que lo hiciera. Pero tampoco que no lo hiciera. Así que el juez de El Vendrell formalizó la imputación y la envió, de nuevo, a la cárcel.

Ya antes de esta comparecencia el ex marido de Rosa Peral contaba con vigilancia policial y tiene permiso para llevar su arma reglamentaria siempre encima. También su domicilio está vigilado, según explica el mismo rotativo. Y seguirá con vigilancia.

Pistas falsas
Tras encontrar el cadáver calcinado en un coche en uno de los caminos del pantano de Foix, la investigación policial también tuvo que dirigirse hasta el ex marido de Rosa Peral. Según la investigación, la mujer y el otro guardia urbano encarcelado fabricaron pistas falsas para implicar a su ex marido. Unas pistas falsas en las que en algún momento participó el padre de Rosa.

Ya tras separarse, Rosa Peral presentó una denuncia por malos tratos, que concluyó en nada y quedó archivada.

Mantener contacto
Las hijas de Rosa Peral pasan todos los sábados con sus abuelos maternos desde que su madre ingresó en prisión el pasado mes de mayo. El padre y su actual pareja consideran bueno que las niñas conserven esos lazos con los abuelos.

Según explica la periodista Maica Navarro en La Vanguardia el padre de las niñas incluso permite que las pequeñas se pongan al teléfono cada vez que su madre las llama una vez a la semana desde prisión como autorizó el juez.

Temas

Comentarios

Lea También