Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Un vecino de El Vendrell denuncia que las raíces de los árboles de la calle invaden su casa

Explica que hace siete años que presenta quejas por la situación al Consistorio e incluso a la Diputació de Tarragona
Whatsapp
Mario Asensi coge una de las raíces que hay bajo el patio de su casa.  Foto: JMB

Mario Asensi coge una de las raíces que hay bajo el patio de su casa. Foto: JMB

Hace años que Mario Asensi advirtió al Ayuntamiento de El Vendrell de que las raíces de los plataneros que hay en su calle habían destrozado la acera e incluso levantado el asfalto de la que es la principal vía de entrada para vehículos al barrio marítimo de Sant Salvador, lo que supone un peligro.

«Hace siete años que lo aviso, pero no han hecho nada», explica el vecino mientras muestra las cartas enviadas al Ayuntamiento y a la Diputació de Tarragona, ya que la calle afectada es una carretera de competencia de la administración provincial.

Además, el vecino asegura que hace ya tiempo que esas raíces han entrado en su casa. Explica que han levantado el pavimento del patio y afectado a algunas dependencias como el baño. Asensi teme que la fuerza de las raíces llegue a dañar a la estructura de la casa unifamiliar.

 

Muro de contención

«No pido que arranquen los árboles, pero sí que tomen medidas». El vecino de Sant Salvador muestra cómo presentó al Ayuntamiento un proyecto para colocar una especie de muro de contención bajo tierra que frenase el avance de las raíces hacia el subsuelo de su propiedad. Esa obra costaría 19.000 euros. «Los daños causados van a subir mucho más porque no se ha actuado a tiempo».

En la casa del vecino bajo muchas de las baldosas del patio se ven raíces de los árboles con un gran diámetro que serpentean casi a nivel de superficie y que se pierden bajo la vivienda. «Hemos tenido que reparar uno de los baños porque levantaron todas las baldosas. Pero parece que va a seguir», lamenta Asensi.

La casa unifamiliar y con un amplio patio y jardín está a pocos metros de la playa de Sant Salvador. En la puerta un cartel anuncia que está en venta y en alquiler. La situación afecta a las posibilidades de la vivienda, como explica Mario Asensi ,«y eso es otro daño».

 

Acera destrozada

Además, las raíces de los históricos plataneros que flanquean el acceso a Sant Salvador por la carretera que procede del núcleo histórico de El Vendrell han destrozado la acera, que está totalmente impracticable y reventada.

No constan denuncias por una situación a la que debería hacer frente el Ayuntamiento por daños causados por el mal estado que presenta la vía pública. Pero el vecino afectado asegura que son varias las personas que han tropezado y se han caído. «Hay quien se ha dañado la cadera y quienes se han roto tobillos».

Algunas de las baldosas de la calle están levantadas en más de 7 centímetros y no un hay un metro de continuidad de acera en condiciones. Una situación de la que se han quejado los residentes en la zona. Pero al ser pocos, parece que no han tenido fuerza para que les escuchen en sus reclamaciones.

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También