Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Un vecino de El Vendrell era el temerario de las Costas de Garraf

Circulaba haciendo ziz zag, invadiendo el carril contrario en la carretera de curvas y triplicaba la tasa de alcohol permitida

José M. Baselga

Whatsapp
Un momento en que el conductor borracho invade el carril contrario. piec Foto: MOSSOS d´ESQUADRA

Un momento en que el conductor borracho invade el carril contrario. piec Foto: MOSSOS d´ESQUADRA

La carretera de las costas del Garraf ya han mostrado su peligrosidad con reiterados accidentes, pero además, en ocasiones los conductores borrachos incrementan los riesgos para el resto de los usuarios de la vía.

Unas imágenes tomadas desde otro coche han mostrado las imprudencias que realizaba el vehículo de delante. Cuando los Mossos d’Esquadra lograron detener al conductor temerario comprobaron que triplicaba la tasa de alcohol permitida.

El conductor era un vecino de El Vendrell de 48 años y se le imputan los delitos de conducción temeraria y por hacerlo bajo los efectos del alcohol. Los Mossos pudieron detenerlo porque había tenido un accidente y se había salido de la vía a la altura de Sant Pere de Ribes.

Apartar coches

Fue el pasado 12 de noviembre sobre las 21.40 cuando un conductor alertó al 112 de las maniobras temerarias que realizaba el coche que le predecía en la carretera de las costas, con numerosas curvas. El conductor temerario iba en dirección a Barcelona y constantemente invadía el carril contrario obligando a los coches que venían de frente a apartarse.

El copiloto del coche que denunció la imprudencia grabó las imágenes que han servido de prueba, pero le perdieron a la altura de la autopista C-32 en Sant Pere de Ribes.

Agentes de tránsito de los Mossos iniciaron la búsqueda del conductor temerario. Otra patrulla fue alertada de un accidente en el puente de Sant Pere de Ribes. Les avisaron de que un vehículo se había salido de la carretera y al llegar a la zona comprobaron que era el que realizaba una conducción temeraria por las costas.

Al realizar las pruebas de alcoholemia al conductor comprobaron que daba una tasa de 0,88 mg/l cuando el máximo permitido es de 0’25 mg/l. Los Mossos abrieron diligencias penales y ahora debe ser citado por el juzgado de Vilanova. Desde Mossos se destacan la importancia de la colaboración ciudadana para avisar de situaciones de riesgo en la carretera.

 

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También