Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Una Fira del Comerç de Cambrils pasada por agua

Inicio de las rebajas. 22 tiendas de la Unió de Botiguers de Cambrils se han instalado en el Passeig Miramar durante este fin de semana

Carmina Marsinach

Whatsapp
La Fira del Comerç de Cambrils ha resistido pese a la lluvia. FOTO: Alba Mariné

La Fira del Comerç de Cambrils ha resistido pese a la lluvia. FOTO: Alba Mariné

Los comercios de Cambrils volvieron a salir a la calle aunque la situación climatológica este año no les haya acompañado mucho, han resistido. Demasiado calor o lluvia. No ha habido equilibrio. Durante todo este fin de semana la Unió de Botiguers de Cambrils ha celebrado la Fira del Comerç de Cambrils. Unas 22 tiendas del municipio instalaron sus productos en el Passeig Miramar, en la zona del Port.

Había diferentes puestos en los que se podía encontrar ropa de todo tipo, complementos, joyas y bisutería así como también elementos de decoración del hogar.

«El balance es bastante positivo aunque el sábado nos llovió», explica la vicepresidenta de la Unió de Botiguers de Cambrils, Mercedes Martínez. El sábado suele ser el día fuerte de la Fira, sobre todo a partir de las siete de la tarde en que el calor ya no aprieta tanto y la gente sale a pasear antes de ir a cenar. Algunos optaron por cerrar las paradas, otros taparon rápidamente el género con las lonas e incluso volvieron a abrir de cara a la noche, pasado el chubasco y pudieron aguantar hasta la una de la madrugada.

La vicepresidenta de los comerciantes explica que ya llevan más de 16 años celebrando la Fira del Comerç, una iniciativa donde se pueden encontrar diferentes artículos con descuentos. «Lo hacemos aprovechando el inicio de las rebajas», señala Mercedes, que apunta que también es una manera de darse a conocer: «A veces no es tanto lo que vendes aquí, sino la clientela que haces. Te das a conocer». Sobre todo pasa con las tiendas del pueblo, ya que mucha gente que viene de vacaciones no las conoce. Mercedes, también tuvo su tienda de ropa infantil llamada Els Angelets abierta durante el día de ayer y explica que las ventas fueron similares.

Una de las tiendas que participaba por primera vez en la Fira era Tissu. Abrió poco después de Semana Santa en Cambrils. Laura Capuz, la responsable del establecimiento valora positivamente que se hagan este tipo de iniciativas aunque lamenta que las condiciones meteorológicas de este año: «El sábado a las siete me quedé completamente duchada. Luego volvimos a abrir, pero ya era tarde», explica.

Durante la mañana de ayer el calor apretaba aunque el cielo estaba nublado pero por la tarde el tiempo tampoco acompañó ya que se escaparon también algunas gotas.

Laura Capuz, que cuenta también con un establecimiento en Salou y otro en La Pineda es también vicepresidenta de la asociación de comerciantes Shopping Salou.

Inicio de temporada flojo

Según Capuz, el inicio de la temporada de verano a nivel comercial, este año ha sido flojo. En comparación con el mes de junio del año pasado las ventas no han ido tan bien y no saben por qué. Esperan que la situación remonte a lo largo del verano.

Temas

Comentarios

Lea También