Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Una asociación de mujeres gitanas pide un espacio para sus actividades

Creada en el barrio de La Plana, aseguran que el Ayuntamiento les da largas sin motivo desde hace unos cuantos meses

Jordi Cabré

Whatsapp
Una amplia representación de las mujeres que han creado una asociación en el barrio de La Plana. FOTO: ALBA MARINÉ

Una amplia representación de las mujeres que han creado una asociación en el barrio de La Plana. FOTO: ALBA MARINÉ

La Asociación Sociocultural de Mujeres Gitanas de La Plana ha cumplido ocho meses de vida. Se fundó el pasado 1 de marzo «con la intención de agrupar mujeres gitanas y payas y fomentar actividades en La Plana», explica Encarni Santiago, la tesorera. Son unas 50 asociadas del barrio y otras poblaciones del entorno.

El colectivo se entrevistó con el concejal Josep Toquero para expresarle su voluntad en dos ocasiones. «Y siempre le ha parecido bien nuestra idea. Incluso le enseñamos las actividades que pretendemos impulsar para potenciar el papel de la mujer gitana», añade María del Señor Santiago, la vicepresidenta y hermana de Encarni.

Sin embargo, tras dos reuniones y buenas palabras, el proyecto parece que está en vía muerta. La junta considera que el Ayuntamiento no está muy por la labor de dejarles una sala en el Centre Cívic del barrio y no entienden el porqué de tanto retraso.

El concejal de Relacions Ciutadanes, Josep Toquero, admite que conoce la entidad y que se ha reunido con ella en un par de ocasiones. «El Ayuntamiento de Vila-seca tiene muy presente que trata igual a todas las asociaciones, independientemente de la raza, cultura o religión de sus integrantes. Pero también es cierto que para poder echarles un cable debemos conocer muy bien su proyecto y buscar que éste no se solape con otros ya existentes que provocarían una competencia entre asociaciones con perjuicio para ambas».

Toquero pidió hace unas semanas que la asociación presente por escrito e introduzca en el registro del Ayuntamiento el programa. Encarni Santiago asegura que desde la segunda reunión el edil tiene conocimiento de las actividades y que no comprende por qué ahora el concejal se saca de la manga la entrada en el registro de las actividades.

El concejal vilasecano reitera que no hay ninguna mano negra en todo ello y remarca que para poder dar un espacio en el Centre Cívic y si fuera necesario ayuda pública «hay que tener el programa de actividades por escrito».

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También