Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Una carroza de El Vendrell exige responsabilidades por una agresión

Sufrió el ataque de una quincena de jóvenes con botellas, piedras y puñetazos. La Policía dice que los agresores ya atacaron al grupo en Cunit. Un joven recibió 10 puntos de sutura

José M. Baselga

Whatsapp
Miembros de la comparsa agredida durante su desfile en el pasado Carnaval.  Foto: DT

Miembros de la comparsa agredida durante su desfile en el pasado Carnaval. Foto: DT

Responsables de una de las carrozas participantes en la rua de Carnaval del sábado en Calafell han iniciado contactos con otras de la fiesta para «estudiar medidas conjuntas» por las agresiones que sufrieron de un grupo de jóvenes que les atacaron lanzándoles piedras y botellas además de propinarles golpes.

Un comparsista sufrió un botellazo y le aplicaron diez puntos de sutura en la cabeza. La carroza optó por dejar la rua. Según explican, modificaron el lugar de salida de su autocar «porque nos amenazaron y seguían».

La carroza atacada fue Carnavaleros Dreams & Drinks de El Vendrell con 200 personas entre las que había numerosos niños. Fuentes policiales explican que por causas desconocidas el grupo ya fue atacado por una decena de jóvenes en Cunit, lo que obligó a retrasar el Carnaval de Calafell. Los agresores siguieron a la carroza, donde volvieron a atacarles en el paseo marítimo y la calle Doctor Dachs.

 

Comunicado molesto

Un comunicado del Ayuntamiento de Calafell diciendo que la fiesta transcurrió sin incidentes ha indignado en la carroza de El Vendrell que dicen que «nos encontramos desamparados por parte de la seguridad del Carnaval y de la policía». Según explican ahora intentan tomar medidas para buscar responsabilidades.

Por su parte el joven que recibió el botellazo y que fue atendido en el hospital de campaña que se instaló para la fiesta se recupera de las heridas aunque está de baja a causa del golpe. «No nos metimos con nadie. Bailábamos y nos empezaron a llover golpes, piedras y botellas. Pasamos miedo».

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También