Más de Costa

Una loba causa furor en Altafulla

Ha sido una de los protagonistas de las Jornades d'Operativa Policial amb Unitats K-9 que se ha cdelebrado en la localidad desde el lunes. Además del ejemplar de seis años han pàrticipado 22 perros y 40 agentes de policía de diferentes localidades de España.

Jordi Cabré

Whatsapp
Daniel sujeta a Loba, que ha sido una d elas protagonistas de la jornada. FOTO: Pere Ferré

Daniel sujeta a Loba, que ha sido una d elas protagonistas de la jornada. FOTO: Pere Ferré

Loba tiene seis años. Aunque el nombre que le han puesto no es original sí es un canis lupus auténtico, un lobo hembra criado en cautividad. Daniel y Miquel pertenecen a la Unidad de Primera Intervención (UPI), una entidad privada de carácter internacional con base en Barcelona, Andorra y Alemania y que esta semana han participado en las Jornades d’Operativa Policial amb Unitats K9, celebrada en Altafulla y con la participación de 40 agentes y 22 canes procedentes de diferentes ciudades españolas.

FOTO: Aj. Altafulla

Este ejemplar ha sido la sorpresa de una última jornada de exhibición celebrada en el campo de fútbol municipal, donde los alumnos de primaria de las escuelas La Portalada y El Roquissar han disfrutado desde las gradas del campo de fútbol de una pequeña demostración de las habilidades caninas.

FOTO: Pere Ferré

Daniel y Miguel son los que cuidan de Loba. Este ejemplar está entrenado para grandes catástrofes, búsquedas en alta montaña y también emergencias acuáticas. "A diferencia de los perros, tiene un olfato todavía más agudo y su capacidad de manejarse en espacios abiertos y de montaña son también más evidentes", explica Daniel.

Funciones de los K-9

Detección de veneno en los parques, identificación de posibles traficantes de droga al menudeo, prevención… “son algunas de las actuaciones que realizamos con los perros cuando estamos de servicio”. Quien habla es Fulgencio Sandoval, agente de la Policía Local de Vilajoiosa que forma parte de las unidades K-9 que han asistido al encuentro en Altafulla.

En Catalunya también hay estas unidades, aunque en la localidad del Tarragonès solo vino la unidad de la capital. “La idea de estas jornadas es reforzar la formación de las policías con o sin perros, buscar y compartir experiencias y conocimientos para mejorar la eficacia”, así explicaba el jefe dela Policía Local Jordi Gil, anfitrión de estos encuentros.

La jornada final (lunes y martes se realizó formación a puerta cerrada) también ha buscado la complicidad de los alumnos, que participaron en la primera parte del acto, tras la presentación de los participantes y de los animales.

FOTO: Aj. Altafulla

Los chavales se les encomendaron la tarea de colorear un perro policía y los que terminaron el dibujo bajaron al césped del estadio Joan Pijoan (nombre del campo de fútbol) para mostrarlo a uno de los perros de las unidades policiales. Éste se encargó de escoger uno de los dibujos y permitir que los chavales le rodearan y lo acariciaran tras señalar al ganador de los dibujos.

El mensaje de las jornadas, más allá de mejorar en la formación, buscó calar entre los jóvenes para difundir la imagen de seguridad y confianza hacia los agentes de policía y a respetar y admirar el apoyo incondicional de sus perros.

De hecho, el agente Fulgencio Sandoval admitía que en sus 16 años de carrera en su localidad la gente que lo veía patrullar podía pasar indiferente por su lado, pero cuando salía con el perro era parado a cada momento ya que el animal inspiraba confianza y proximidad.

Temas

Comentarios

Lea También