Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Una movilización 'festiva' reclamará soluciones a los colapsos de la N-340

Los alcaldes están 'quemados' y hacen un llamamiento a las entidades para que se unan a la acción, que se llevará a cabo este mes
Whatsapp
Los representantes de los ocho ayuntamientos que asistieron a la reunión, ayer, en el Hotel Altafulla Mar. Foto: Lluís Milián

Los representantes de los ocho ayuntamientos que asistieron a la reunión, ayer, en el Hotel Altafulla Mar. Foto: Lluís Milián

Los nueve alcaldes del Pacte de Berà -los municipios que piden liberarse de la peligrosidad y colapsos constantes de la carretera N-340- han dicho basta. Están «quemados» con la actitud de Fomento. Se sienten «menospreciados» porque ni siquiera han recibido respuesta a su petición de reunirse con los responsables del Ministerio para debatir soluciones a esta cuestión. Afirman que han perdido la paciencia y que ya no pueden aguantar más, por lo que han decidido tomar cartas en el asunto.

Ayer se reunieron en el Hotel Altafulla Mar y decidieron convocar para este mes un gran acto reivindicativo, aunque con un tono festivo. Harán un llamamiento a las entidades del territorio porque -afirman- necesitan el apoyo de la ciudadanía. «Será una acción contundente que queremos llevar a cabo en la ciudad de Tarragona. No queremos amenazar a nadie. Pero sí reivindicarnos», apuntaba Fèlix Alonso, alcalde de Altafulla.

Su movilización busca, como defienden desde hace tiempo, conseguir la gratuidad de la autopista AP-7. No están de acuerdo ni con el desdoblamiento planteado por el Ministerio, ni con otros «parches» que aseguran que no solucionan nada, como las medidas relacionadas con el tráfico de camiones. «Nos interesa la gratuidad. Es una solución más rápida y más económica para todos», señalaba ayer el alcalde de Torredembarra, Eduard Rovira. Rovira lamentó la «falta de interés» por parte de Fomento hacia esta problemática «endémica» y reclamó que les «escuchen» de una vez por todas.

Los representantes de los distintos ayuntamientos de la zona insistieron en que su reivindicación va mucho más allá de las ideologías políticas. De hecho, como apuntó Alonso, «ahora hay nuevos alcaldes. Y seguimos yendo todos a una. No tiene nada que ver con los partidos».

Una actuación relevante

Martí Carnicer, alcalde de El Vendrell, manifestó su «rechazo al planteamiento del Ministerio, que ‘trincharía’ el territorio. Hablamos y no nos hacen caso. Y ha surgido la necesidad de salir a gritar, realizando una actuación relevante». Asimismo, insistió en que «la N-340 está colapsada desde Sant Joan hasta el 11 de septiembre».

El alcalde de Altafulla insistió, en este sentido, en que «estamos convencidos de que Tarragona estará a nuestro lado. Será una gran actividad festiva y esperamos que sea espectacular». Y añadió que «será un toque de atención para que se tenga respeto para la gente que utiliza la carretera diariamente, y para los turistas que visitan nuestro territorio».

Los alcaldes insisten en que siguen abiertos al diálogo, aunque paralelamente pretenden realizar acciones para hacerse oír. «Si no responden, seguiremos hacia esta dirección, porque ya estamos en verano y la situación, como cada año, es insostenible», apuntaron. No quisieron adelantar más detalles del acto que organizan, porque su intención es impulsar la iniciativa junto con las entidades del territorio. Ya estudian distintas propuestas y tienen en mente varias personas y asociaciones que pueden acompañarles en este proceso.

Punto de partida

En los próximos días esperan desvelar los detalles de una acción que pretende ser un punto de partida. «Este fin de semana hemos colgado el cartel de ‘completo’, con ocupación del 100%. Y con estas carreteras, es una bomba de relojería», insistía Alonso, justificando la urgencia de tomar medidas lo antes posible.

Al encuentro de ayer asistieron Fèlix Alonso, alcalde de Altafulla; Jordi Molinera, primer teniente de alcalde de Altafulla; Martí Carnicer, alcalde de El Vendrell; Eduard Rovira, alcalde de Torredembarra; Jordi Llopart, alcalde de Creixell; Pere Virgili, alcalde de Roda de Berà; Fèlix Sans, alcalde de Bellvei; Joan Sans, alcalde de L’Arboç; y Montserrat Carreras, alcaldesa de Cunit. Calafell también participa en el proceso, aunque en la reunión no hubo ningún representante de su consistorio.

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También