Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Una nueva ventana al conocimiento para los alumnos de instituto

Los estudiantes de bachillerato podrán entrar en el CRAI de la Facultat de Turisme

Iván Alcalá

Whatsapp
Los alumnos pudieron conocer ‘in situ’ las instalaciones y servicios que ofrece el CRAI. FOTO: Alba Mariné

Los alumnos pudieron conocer ‘in situ’ las instalaciones y servicios que ofrece el CRAI. FOTO: Alba Mariné

Desde el curso pasado, la Facultat de Turisme i Geografia (FTG) de la URV abre las puertas del CRAI (Centre de Recursos per a l’Aprenentatge i la Investigació) a los alumnos de bachillerato y ciclos formativos de Vila-seca. El objetivo es que puedan beneficiarse de su fondo bibliográfico y a la vez que hagan uso de sus instalaciones de una forma libre y gratuita. Hace unos días, los estudiantes de este año pudieron conocer in situ el CRAI en unas visitas guiadas que impulsó el Ayuntamiento de Vila-seca.

La FTG se encuentra en el campus educativo y deportivo de Vila-seca, donde comparte espacio con los dos institutos del municipio, el pabellón de deportes y las instalaciones de Piscinas Vila-seca. Con esta iniciativa, de hecho, se pretende también romper una barrera en la trayectoria educativa de los estudiantes. Los alumnos de ambos institutos conviven a diario con la vida universitaria, pero la mayoría de ellos nunca había visto la facultad por dentro.

«Han pasado muchas veces por delante de las instalaciones universitarias, pero nunca habían entrado. De esta manera, han podido conocer la facultad y se les abre una nueva dimensión. Conocen  nuevos servicios, espacios y qué es la universidad», explica la concejala de Educación de Vila-seca, Manuela Moya.

Se podrán beneficiar de este servicio tanto los alumnos de bachillerato, como los de ciclos formativos que estudian en los institutos Vila-seca y Ramon Barbat. En total unos 170 alumnos cada curso. 

La utilidad de estos centros va mucho más allá de la de una biblioteca convencional. Aquí, los alumnos podrán hacer uso de espacios de consulta y de lectura con acceso al fondo bibliográfico y los recursos electrónicos, pero también disponen de salas para trabajar en grupo, con equipamiento tecnológico, y otros espacios de encuentro. En cuanto a los servicios, dispondrán de atención presencial, telefónica o virtual sobre el funcionamiento del CRAI, asesoramiento bibliográfico, información sobre actividades y servicios universitarios, wifi en todos los espacios, uso de ordenadores, préstamo de libros, uso de software para la elaboración de trabajos docentes, espacio de aprendizaje de lenguas con recursos virtuales y de autoaprendizaje de la lengua inglesa, y autoservicio de reprografía, impresión y escaneo. Asimismo, podrán acceder al catálogo bibliográfico completo de la URV y del resto de universidades catalanas.

Esta iniciativa es posible gracias a un convenio que firmaron el año pasado la URV y la Diputació de Tarragona. Además de los alumnos de los institutos de Vila-seca, este servicio también funciona en las sedes universitarias de la URV en Tortosa y El Vendrell. Este convenio también permite acceder a los CRAI universitarios al resto de la ciudadanía mayor de edad, siempre que se acredite la necesidad de ello.

Temas

Comentarios

Lea También