Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Una nueva vida para la perra rescatada entre excrementos en una casa okupa de Calafell

El animal tenía heridas abiertas por todo el cuerpo y una familia lo acogió y curado

José M . Baselga

Whatsapp
La perra se recupera de las heridas y del pánico a los malos tratos.

La perra se recupera de las heridas y del pánico a los malos tratos.

El primer día era imposible acercarse a ella. Acurrucada en una esquina gruñía cuando alguien se aproximaba. «Los primeros días fueron  difíciles. Tenía unos dolores horribles y presentaba una hipersensibilidad inusitada».

La imagen de la galga con el cuerpo descarnado por la infección y que estaba encerrada con otros perros entre excrementos en una casa okupa de Calafell, ha indignado a miles de personas.

Reporteros
Los reporteros de Cuatro realizaban un reportaje sobre la okupación de viviendas y al entrar en una de las casas vieron el dantesco estado de tres animales. 
Los periodistas llamaron a la Policía Local para denunciar la situación. Los agentes, al ver cómo estaban los animales llamaron a la protectora, que se llevó a dos perros mientras un veterinario se hizo cargo de la perra para curarla. 

La perra fue sacada de la casa en un estado deplorable.

La familia que acogió al animal supone que por  maltrato previo, la perra chillase ante cualquier roce. «Las curas eran una situación traumática. Resultaba frustrante ver cómo se le curaban unas heridas y aparecían otras nuevas».

Hace tres semanas
Las imágenes del estado de los perros se grabaron hace tres semanas y se vieron por Cuatro el pasado lunes. En una de las estancias de la casa se hacinaban tres perros. Entre ellos el galgo hembra que tenía heridas abiertas por todo el cuerpo. 

El joven que vivía en la  casa aseguraba que sacaba a los animales cada día y que a la perra le ponía Betadine en las heridas. Ahora se puede enfrentar a un delito penal por el estado en que estaba el animal.

ras ser rescatada, la Associació per la Defensa i Protecció dels Animals de Calafell (Adipac) le encontró un lugar donde cuidarla y procurar la recuperación. La familia de acogida explica que  tiene otros animales pero que la perra, además de cuidados, necesitaba a otros perros con los que se sintiera cómoda.

El animal puede estar tranquilo y cuidado.

La  familia desconocía las causas por las que la perra estaba en ese lamentable estado. Al ver  las imágenes han conocido la historia. Las imágenes del joven que la tenía encerrada entre excrementos y que lloraba cuando se la llevaban, han  dado «rabia» a la familia que la ha recuperado. Claman que no hay justificación para ese maltrato.

Supera el pánico
El animal ha mejorado. Además de superar el pánico a que se le acerque una persona, la perra también alarga los paseos por la calle. No quería andar y cuando hacía sus necesidades quería volver rápido a casa. Ahora las salidas con los otros dos perros de la familia la han animado en este sentido y los paseos son cada vez más largos.

Una vez recuperada se buscará a una familia que quiera adoptarla. La familia agradece a las asociación Adipac y a la Clinica Veterinaria Calafell las atenciones hacia el animal, que  ha ganado una vida.

Temas

Comentarios

Lea También