Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Una plaga de cucarachas alarma a vecinos de una urbanización de Calafell

El pasado año año ya sufrieron la situación pero la fumigación que se hizo no ha servido de nada
Whatsapp
Cucarachas en el baño en una vivienda de Mas Mel de Calafell.

Cucarachas en el baño en una vivienda de Mas Mel de Calafell.

Viven armados con el insecticida en la mano, pero no hay quien pare a la plaga de cucarachas que afecta a parte de la urbanización de Mas Mel de Calafell. «Antes entraban desde las alcantarillas de la calle», explica Gemma.  «Pero ya hay casas en las que entran por el desagüe del lavavajillas».

La fumigación que al Ayuntamiento asegura que hizo el pasado año no ha servido de nada. Miles de cucarachas vuelven a inundar las casas de la zona. «Lo mismo las encuentras en el baño que en la cocina, en la piscina, en el jardín...», relata Gemma.

Cuatro años
Los vecinos de Mas Mel explican que la situación la padecen desde hace cuatro años sin que se haya solucionado. Señalan al alcantarillado de la urbanización como el responsable de la plaga  y piden al Ayuntamiento que haga algo. «Porque las cucarachas entran desde la calle».

La última reunión que han tenido con el Ayuntamiento de Calafell ha sido el pasado domingo. El concejal de Medio Ambiente, Josep Parera (UAM) explica que en los próximos días se hará una fumigación en el alcantarillado de la urbanización.

Cada verano
Pero los vecinos recuerdan que ya se hizo y no dio resultado. «El problema siempre lo hemos tenido entre junio ya septiembre», explica Manuel, otro vecino de la zona. «Y con el intenso calor que hace se ha agravado la situación. Las hay a miles». El muro blanco que rodea su casa está salpicado de insectos que logran entrar en la vivienda.

«Te vas de casa sabiendo que siguen entrando y cuando regresas no quieres pensar hasta dónde habrán llegado los insectos. No tienen fin».

Protestas
La zona afectada se concentra en unas calles de la urbanización de Mas Mel montaña. El concejal Josep Parera dice que las cucharachas «están en las tapas de las alcantarillas».

El pasado año los vecinos ya realizaron protestas y esta temporada han iniciado movilizaciones sin separarse del insecticida. «Lo que también es un problema para los perros».

Los vecinos advierten que si la situación no se controla puede convertirse en un problema de salud pública y que la plaga de 
cucarachas se extienda. 

Temas

Comentarios

Lea También