Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Una vecina de Torredembarra acampa ante los juzgados de El Vendrell para que le devuelvan a sus hijos

Hace 4 meses que no los ve porque, según dice, su marido se habría saltado la sentencia de custodia compartida mediante un presunto falso informe de servicios sociales 

Diari de Tarragona

Whatsapp
Aroa Sánchez y una familiar sostienen una pancarta que reclama que le devuelvan a sus hijos

Aroa Sánchez y una familiar sostienen una pancarta que reclama que le devuelvan a sus hijos

La vecina de Torredembarra Aroa Sánchez se ha plantado esta mañana ante los juzgados de El Vendrell para reclamar el retorno de sus hijos a casa. O al menos poder verlos.Tiene dos, un niño y una niña de 3 y 2 años respectivamente, y está separada desde hace un año. Desde entonces se fue a vivir a Barcelona y, tras pelear en los juzgados, una sentencia concedió la custodia compartida a Aroa y a su exmarido. 

Hasta enero de este año la sentencia judicial se cumplió y tanto ella como él podían contar por turnos con la presencia de sus hijos, pero desde el 13 de enero, según ella, el padre no ha devuelto a los hijos. 

Esta situación, relata la mujer, se debe a que el juzgado de El Vendrell habría recibido, presuntamente, un informe de servicios sociales en el cual se aseguraba que la madre de los niños no estaba capacitada para cuidar de ellos. Sin embargo, según Aroa, este presunto informe es falso, ya que no habría salido de servicios sociales.

La mujer explica que ese anonimato de un forme sin firmat habría sido confirmado por los propios juzgados. Aún así, dice Aroa Sánchez, el juez quiere esperar a la llegada de un informe oficial para tomar una decisión final al respecto. Pero la mujer no puede esperar. ¿Y si no llega rápido? clama.

La madre de los niños acampada ante los juzgados teme, por tanto, que la acción judicial se retrase mucho y le impida estar con sus niños, por lo que ha decidido mantener esta protesta permaneciendo acampada de lunes a viernes, para reclamar poder tener a sus hijos. Asegura, además, que va a estar día y noche, menos los fines de semana porque trabaja en un hotel de Altafulla.

Junto a ella, hay un grupo de familiares que la acompañan y que aseguran que la madre siempre ha querido mucho a sus niños. Además, aseguran que está capacitada y que dispone de los recursos necesarios para cuidarlos. 

Temas

Comentarios

Lea También