Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Una vecina del Vendrell debe de recorrer un kilómetro diario para coger agua de la fuente

Vive en una casa ocupada y pide que le instalen un contador solidario para tener suministro

José M. Baselga

Whatsapp
Esther (primera por la izquierda, con el cartel) en una protesta ante el Ayuntamiento.  Foto: MARCGUITART

Esther (primera por la izquierda, con el cartel) en una protesta ante el Ayuntamiento. Foto: MARCGUITART

Explica que cada día debe caminar más de un kilómetro cargada con las garrafas que llena de agua en una fuente de la calle.

Pero cada vez es más difícil para Esther Vera. «Padezco lumbalgia desde hace tiempo», y cargar con las garrafas es duro. La vecina de El Vendrell ocupó una vivienda hace algo de más de dos años y desde entonces el agua que carga en garrafas es la única de que dispone.

La Aliança contra la Pobresa Energètica del Baix Penedès, con el apoyo de la Plataforma dels Afectats per la Hipoteca (PAH), ha iniciado acciones de protesta ante el Ayuntamiento reclamando una solución y aseguran que de no llegar, acamparán ante el edificio del Consistorio.

La Aliança pide al Ayuntamiento que haga llegar el agua a la casa donde se ha instalado la mujer en la urbanización Oasis.

Otra fuente

Vera carga ahora con 30 litros diarios, pero las fuerzas cada vez son más escasas. Según explica, para poder vivir con dignidad necesitaría suministro de agua. Así lo ha explicado al gobierno de El Vendrell (PSC, CiU y ERC). Tras una concentración ante la puerta del Ayuntamiento junto a las plataformas dijo que le prometieron buscar una solución.

Sin embargo la solución planteada por el Ayuntamiento no convence al colectivo ni a la vecina. Ésta pasa por acondicionar una fuente pública que la mujer tiene más cerca de su casa para que pueda cargar las garrafas y evitar tener que caminar el kilómetro que en estos momentos realizada a diario.

No gusta

La Aliança contra la Pobresa Energètica del Baix Penedès y la PAH reclaman que el Consistorio instale un contador solidario en la vivienda para que la mujer pueda disponer de agua corriente. En caso contrario señalan que acamparán ante el Ayuntamiento el próximo lunes.

La vecina está en situación de desempleo y sólo desde hace unos meses percibe una ayuda que no da para nada. Hace unos dos años ocupó una vivienda que ella atribuye a la Sareb (banco malo).

Según explica, está empadronada en la vivienda en la que reside y la asistenta social ha elaborado un informe sobre su situación de precariedad por lo que en la Aliança consideran que cumple con los requisitos para poder disponer de un contador solidario que garantice el suministro y pagar un recibo social.

Como en Blanes

La propuesta que pide la Aliança contra la Pobresa Energètica es similar a la que ya puso en marcha el Ayuntamiento de Blanes para garantizar el suministro de agua a personas con dificultades sociales y económicas. Con esos contadores también pueden verse favorecidas las viviendas ocupadas.

En Blanes los contadores solidarios los coloca el Ayuntamiento a través de la empresa Aigües de Blanes SA y están a nombre de Cáritas, para lo que el Ayuntamiento y la entidad benéfica firmaron un convenio.

El contador está colocado a nombre de Cáritas ya que para poder colocar el dispositivo debe existir un contrato de alquiler o tener la vivienda en propiedad, lo que no puede suceder en viviendas ocupadas. La factura va a nombre de Cáritas pero la paga el Ayuntamiento. En el caso de Blanes es por una duración máxima de seis meses.

Viviendas ocupadas

En los casos de viviendas ocupadas, una de las condiciones necesaria es que el titular del piso sea una entidad jurídica y nunca un particular o una persona física. Por ello desde el colectivo que trabaja contra la pobreza energética consideran que la vecina puede disponer del contador solidario.

También reclaman conocer las viviendas que actualmente están vacías en el Baix Penedès y que pertenecen al llamado banco malo (Sareb).

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También