Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

VÍDEOS: 300 vecinos de Vilafortuny dicen 'no' a la okupación de la residencia Montemar

Una veintena de personas, muchas del Comitè de Defensa de la República (CDR) de Cambrils, exponen su apoyo en la fachada del abandonado edificio. Cada grupo se ha situado enfrente del otro a cada lado de la calle

Cristina Sierra-Jordi Cabré

Whatsapp

La manifestación convocada esta tarde de jueves a favor y en contra de la okupación de la residencia Montemar, abandonada y en evidente estado de deterioro. Ha reflejado el poder de convocatoria de uno y otro grupo.

El edificio, situado en el Vial del Cavet de Cambrils (en la urbanización de Vilafortuny) ha empezado a las siete de la tarde sin incidentes. El grupo minoritario, en la acera de la residencia Montemar (rebautizada como Edifici Dignitat), ha desplegado una pancarta en la que se podía leer "contra la especulació bancària, solidaritat del barri".

El mensaje no agrada a la gran mayoría de vecinos y obviamente a ninguno de los 300 que se han manifestado esta tarde de jueves para mostrar su rechazo al renombrado Edifici Dignitat.

El colectivo de Vilafortuny ya ha expresado en reuniones anteriores al Ayuntamiento que la okupación de la residencia es ilegal y que no puede permitirse la presencia de personas dentro, ya por temas de leyes como por la seguridad de las personas.

La desigualdad de convocatoria refleja que el vecindario que comparte espacio próximo con la antigua residencia de la tercera edad (enfrente está el Centre Cívic Vilafortuny) no quiere que el edificio abandonado se convierta en una vivienda okupada o un casal de okupas que actue al margen de la ley.

Y ante la entrada hace ya una semana de personas con el fin de convertir aquel edificio en un casal de acogida, los vecinos han decidido manifestarse y realizar actos diversos para expresar su rechazo y presionar a las autoridades competentes de que la residencia se tapie y se expulse a las personas que ahora se la han hecho suya.

Los manifestantes del vecindario se han ido organizando en las últimas horas para mostrar de forma unida y unánime el mensaje. Las pancartas dicen claramente el posicionamiento contrario: "No li diguis solidaritat a la manipulació", "Esta ocupación no es dignidad" o "La dignitat mai comença amb un delicte", entre otras.

Además de la desigualdad del poder de convocatoria, Mossos d'Esquadra y Policia Local de Cambrils están en este punto del vial del Cavet para regular el tráfico y evitar que la protesta termine en disturbios.

Precisamente, los mensajes internos de los vecinos han ido en este sentido: protesta pacífica, expresión del rechazo y sobre todo no entrar en provocaciones si las hubiera.

Jorge Fernández, promotor del Edifici Dignitat. FOTO: Cristina Sierra

Por su parte, la veintena de representantes que defienden la reconversión de la residencia Montemar en Edifici Dignitat son conscientes de que no pueden hacer obras y que no se les ha dejado empadronar. sin embargo, mantienen su postura.

Temas

Comentarios

Lea También