Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Vandellòs II seguirá parada hasta mediados de julio

La central nuclear lleva sin producir desde el 2 de marzo por una incidencia. Ahora lo enlazará con la recarga de combustible

Diari de Tarragona

Whatsapp
Imagen de la central nuclear Vandellòs II. FOTO: Pere Ferré

Imagen de la central nuclear Vandellòs II. FOTO: Pere Ferré

La central nuclear Vandellòs II estará inactiva hasta mediados de julio al enlazar la parada no programada del 2 de marzo por pérdidas de agua –una incidencia que investiga la Fiscalía– con la de recarga de combustible, que comienza hoy.
La parada programada suele durar entre 39 y 51 días, pero en esta ocasiónse alargará hasta mediados de mes de julio, según prevé la Asociación Nuclear Ascó-Vandellòs (ANAV), que gestiona la central nuclear.

Asimismo, Vandellòs II acumulará cuando vuelva a entrar en funcionamiento más de cuatro meses de inactividad desde que el 2 de marzo paró para encontrar, mediante robots, la fuga de agua que registraba desde mediados de febrero.

La central  lleva ya tres meses sin producir, tras haberse detectado la incidencia y parado su actividad el 2 de marzo. Ahora llegará el turno de la recarga que arranca hoy.

«Esta medida ha sido tomada para descartar que corresponda con una fuga en la barrera de presión (conjunto de todos los componentes sometidos a la presión del reactor y que forman parte de su sistema de refrigeración o que están conectados a él)», informó ese mismo día ANAV.

Siete niveles
El Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) clasificó el incidente en el nivel 0 de la escala internacional de sucesos notificables (INES), que consta de siete niveles, aunque finalmente, se comprobó que la fuga sí radicaba en la barrera de presión.
Por ello, la asociación tarraconense Sociedad Humana ha denunciado el caso a la Fiscalía de Medio Ambiente de Tarragona, que ha iniciado diligencias de investigación.

La denuncia adjunta una carta de la Asociación Profesional de Técnicos en Seguridad Nuclear y Protección Radiológica (Astecsn) en la que cuestionan el tiempo en que tardó en pararse la planta, un periodo de unas dos semanas.
Estos técnicos señalan que, en caso de fuga no identificada de agua, Vandellòs puede seguir si no se superan los 227 litros por hora, pero si se produce en la barrera de presión, no se permite por «el riesgo de que el defecto que la origina siga progresando y termine en una rotura catastrófica».

Vandellòs, según fuentes de la central, registró una pérdida de seis litros, unas treinta veces menos de lo que marcan sus protocolos de seguridad. 

Temas

Comentarios

Lea También