Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Costa Escuela

Vandellòs i l’Hospitalet cierra con éxito el primer curso sin clases por la tarde

El municipio entró en la prueba piloto de la Generalitat. Los centros, las familias y el Ayuntamiento llevaban años pidiéndolo

Mònica Just

Whatsapp
Alumnos de la Escola Mestral, durante una actividad realizada por el día internacional del juego. Foto: Pere Ferré

Alumnos de la Escola Mestral, durante una actividad realizada por el día internacional del juego. Foto: Pere Ferré

Es un proyecto colectivo. La historia de un municipio donde todos van a una. Escuelas, familias, Ayuntamiento y actividades extraescolares se unieron hace años para trabajar juntos hacia una misma dirección. Querían instaurar la jornada continua en las escuelas. Y hacerlo de forma integral, implicando a toda la población. Lo pidieron por primera vez hace varios cursos. Pero se lo denegaron. Este 2016- 2017 al fin lograron entrar en la prueba piloto liderada por la Generalitat. Así que están a punto de cerrar un año de transición, en que el sentimiento generalizado ha sido de éxito. La escuela Mestral de L’Hospitalet y la Valdelors de Vandellòs tienen realidades muy distintas. Una supera los 500 alumnos y la otra  no llega a los cincuenta. Pero ambos serán centros piloto hasta 2019. Después del primer año, parece que van por buen camino.

Magda Salsench, directora de la Escola Mestral de L’Hospitalet, se muestra optimista. Falta el balance oficial, pero despide el curso con buenas sensaciones. «Desde el primer momento se han implicado las entidades municipales, las empresas privadas que organizan actividades extraescolares y los AMPA, además de los centros y el Ayuntamiento», apunta.

Desde el principio se han implicado en este proyecto las entidades municipales, las empresas privadas que organizan extraescolares, los AMPA, los centros y el Ayuntamiento

Salsench ve de forma positiva la forma como están distribuidas las horas para que los alumnos estén atentos y no se sientan agotados. «Por las tardes, muchas veces los niños estaban medio dormidos. Y teníamos ausencias en parvulario», apunta. Ahora, algunos hacen actividades extraescolares en el propio centro. Y a veces, los monitores van a la escuela a buscar a los niños para realizar extraescolares fuera, que también han avanzado sus horarios.

La jornada continua sería un primer paso hacia la tan reivindicada reforma horaria. «Nos interesa que funcione a la perfección. Hemos luchado mucho para conseguirlo. Y esperamos que todo vaya bien y puedan incorporarse otros centros», dice Salsench.

Cristina Vernet es directora de la Escola Valdelors. Y coincide con su homónima de L’Hospitalet. «Esta forma de funcionar ha entrado muy bien. Los alumnos se han adaptado de maravilla, incluso los más pequeños, que están más activos», apunta. Vernet insiste en que falta el balance final. «Pero de momento hemos podido detectar que la cosa va bien. Las actividades extraescolares se hacen antes y todo fluye», afirma. También considera que han salido beneficiados los docentes, que trabajan «de forma más efectiva».

Pese al cambio horario, los centros siguen dando opciones a las familias que necesitan tener a los niños escolarizados hasta las 16.30 h

La concejal de Ensenyament, Núria Ortiz, coincide en la valoración positiva que transmiten las directoras, aunque es demasiado pronto para analizar la situación desde la vertiente de los resultados académicos. «La clave del éxito es que ha habido mucha predisposición. La comunidad educativa en general estaba de acuerdo y todos estaban por la labor», explica. Pero pese al cambio horario, recuerda que desde el primer momento se han dado opciones a las familias que necesitan tener los niños escolarizados de 8 a 16.30 horas.

Ortiz mira con buenos ojos hacia la reforma horaria. Aunque es consciente de que no es sencillo. «Mientras el horario lectivo sea de cinco horas y el laboral de ocho, será difícil de conciliar», apunta. Pero insiste en que se mueven hacia esta dirección con el fin de «ayudar a las familias a poder participar en la crianza de los hijos».

Los AMPA valoran de forma positiva la implicación de todos en este cambio de hábitos

Conciliación familiar

Tensi García, presidenta del AMPA de la Escola Mestral, está contenta con el cambio. «Si bien los pequeños tardaron un poco más en adaptarse, ahora todo va viento en popa y todos vamos a una», apunta. Lo que es clave para los padres es, sobre todo, el encaje horario con las actividades extraescolares. El hecho de que se trate de un proyecto integral de todo el municipio. «Está muy bien enlazado. Hay actividades en el colegio, y también fuera. Pero aquí todo cae cerca», añade, subrayando también el hecho de que los propios monitores, a veces, vayan a buscar a los niños. García es consciente de que, pese a ser un proyecto integral, había opiniones de todo tipo. Y familias que, por sus horarios laborales, no tenían clara esta opción. Pensaban que bajaría mucho la demanda del comedor. Pero el cambio es menor del que creían. 

Por su parte, el presidente del AMPA del colegio Valdelors, Francesc Madurell, se pronuncia en la misma línea y señala que «la ventaja que tenemos es que, como a nivel municipal también ha habido la implicación del Ayuntamiento, hemos ido todos más a una, incluso las actividades extraescolares». Subraya la cohesión social entre instituciones y entidades. Es consciente de que adaptarse a los cambios siempre cuesta. Pero también cree que todos los engranajes, en esta ocasión, han funcionado. «Si solo hubiésemos sido los centros, habría sido otra historia. Pero la clave es que sea un proyecto conjunto. Ahora esperamos no volver atrás. Aunque son cosas que dependen de quienes mandan», añade.


El plan no incorporará nuevos centros hasta 2019

La Generalitat tiene en marcha la prueba piloto para evaluar la implantación de la jornada continua hasta 2019. Pero es una convocatoria cerrada. Fuentes del Govern señalan que no tienen previsto incorporar más centros , al menos, hasta que termine.

A día de hoy, está realizando la evaluación de  la primera prueba piloto, del impacto y el funcionamiento de la jornada continuada en el periodo 2012 - 2015. Vandellòs i l’Hospitalet, pese a tener un formato muy específico y destacar como un proyecto integral de todo un municipio, no se medirá y analizará con profundidad hasta que terminen los tres años de prueba. Mientras, el Departament d’Ensenyament lo va supervisando.

Aun así, según apuntan varias fuentes consultadas, la Generalitat ha recibido muchas peticiones de escuelas que quieren modificar sus horarios escolares y apostar por esta nueva organización.


 

Temas

Comentarios

Lea También