Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Vecinos de El Vendrell alertan del peligro de un edificio por acabar

Han pedido ayuda al Síndic de Greuges al considerar que el Ayuntamiento no da soluciones a los problemas que genera

José M. Baselga

Whatsapp
Además de un criadero de palomas, los vecinos denuncian que el edificio tiene problemas estructurales. Foto: DT

Además de un criadero de palomas, los vecinos denuncian que el edificio tiene problemas estructurales. Foto: DT

Vecinos de El Vendrell alertan del riesgo que supone para la seguridad y la salubridad el estado de abandono de un edificio que la crisis inmobiliaria dejó a medio construir. De la obra sólo se hizo la estructura y los vecinos denuncian que ya presenta desperfectos.

El casi edificio está en la calle Berguedà y vecinos del inmueble por acabar denuncian que, además de un criadero de palomas, con toda la suciedad que generan y que es ya un problema de salud pública, «parte de las estructuras son provisionales, por lo que supone un peligro».

Respuesta municipal

Los vecinos ya pidieron una intervención al Ayuntamiento, que respondió que había requerido a los impulsores del edificio que tapiasen los accesos para evitar que pudiera accederse y que también tomasen medidas para evitar desprendimientos que pudiesen caer a la vía pública.

También se requirió a los promotores a mantener en condiciones la obra. Sin embargo, los vecinos denuncian que no se ha hecho nada y que la respuesta del Ayuntamiento no ofrece soluciones, por lo que han llevado la situación del edificio al Síndic de Greuges. El objetivo es que intermedie entre los vecinos y el Consistorio con el objeto de intentar buscar una solución.

Pero será difícil encontrar al actual titular del inmueble, ya que en estos casos solían ser promotoras que quebraron y cuyas propiedades pasaron a bancos que a su vez fueron absorbidos por otras entidades, cuando no por el banco malo, que absorbió activos inmobiliarios.

El Ayuntamiento ya inició el tapiado de edificios acabados pero que estaban vandalizados y anticipó que los inmuebles a medio acabar y sólo con su estructura serían otro problema porque con toda probabilidad los promotores no retomarían las obras y quedarían las estructuras como fantasmas en la vía pública.

Paso del tiempo

Esa situación provoca que muchas de esas estructuras sufran deterioro por el paso del tiempo ya que carecen de protección ante fenómenos meteorológicos, por lo que un intento de recuperación es cada vez más difícil.

Los vecinos de la Associació del Tancat III que denuncian la situación temen que se agrave la degradación y que a pesar de no ofrecer ningún tipo de habitabilidad se convierta en cobijo de prácticas que puedan degradar al barrio.

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También