Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Vecinos de Sant Miquel (Mont-roig) reclaman al consistorio que se ocupe de la piscina

Los terrenos donde está el equipamiento son municipales pero el mantenimiento corre a cargo de la comunidad

Cristina Sierra

Whatsapp
Fina Inglés y Àngel Caballero en la piscina que se encuentra en la urbanización Sant Miquel de Mont-roig.  FOTO: ALFREDO GONZÁLEZ

Fina Inglés y Àngel Caballero en la piscina que se encuentra en la urbanización Sant Miquel de Mont-roig. FOTO: ALFREDO GONZÁLEZ

Un grupo de vecinos de la urbanización Sant Miquel, en Mont-roig del Camp, se han unido para reclamar al consistorio que se haga cargo de la piscina del complejo, que es de titularidad municipal. Fina Inglés, Àngel Caballero, Ana Margarit y Pilar Vélez piden al gobierno local que regule de una vez por todas el funcionamiento de un espacio que no cuenta con servicio de socorrismo y cuyo mantenimiento y gastos son responsabilidad de la comunidad de propietarios.

«El problema es que va mucha gente a la piscina y el ayuntamiento no pone a nadie para que se encargue de ella, ni tampoco un socorrista. El año pasado tuvimos un susto con un niño de tres años que se quedó en el fondo y lo tuvo que sacar una chica. Si algún día pasa algo, ¿quién será el responsable?», pregunta Inglés.

Para entender bien los hechos se debe remontar al inicio de la edificación de esta zona, en 1976. La empresa Alamar SA compró el terreno para construir las casas con la condición de que debía ceder las zonas verdes al ayuntamiento. En esos años también se construyó la piscina, que la utilizaban con normalidad los vecinos y los gastos corrían a su cargo. No obstante, todo cambió en 2015, cuando el consistorio reclamó las zonas verdes (piscina, campo de futbol, calles…) para convertirlas en municipales. Fue en ese momento cuando cambió la catalogación de la piscina de 2.400 m2. 

Los residentes piden un socorrista y que la piscina cumpla la normativa

En marzo de 2017 este grupo de personas inició unas reuniones con el gobierno para regularizar toda la problemática de la piscina que abre sus puertas del 1 de junio al 15 de septiembre. «No es nuestra, en el registro consta que es del ayuntamiento desde 2015. Nos hemos reunido varias veces con el alcalde, Fran Morancho, pero su respuesta es que la piscina sí que es de ellos pero que el responsable es el que tiene la llave del espacio. En enero nos dijo que lo arreglarían pero no se ha hecho nada», explican los vecinos. 

Su demanda es básicamente que el gobierno se preocupe por una zona que no está en las mejores condiciones, no solo por no tener un socorrista sino también por los pinos que se encuentran en mal estado. De hecho, hay una zona acordonada desde hace más de una semana por riesgo de caída de uno de los árboles.  «Queremos que el ayuntamiento se haga cargo y que la piscina cumpla la normativa. No me explico cómo no son conscientes de lo que puede pasar», afirma Ana Margarit. 

Urbanización municipal

Por el otro lado los vecinos tampoco entienden por qué deben pagar los gastos de la piscina municipal, que ascienden a más de 8.000 euros anuales que deben repartirse entre las 217 casas. Cabe señalar que desde octubre de 2018 la urbanización pasó a ser municipal y la empresa municipal Nostraigua colocó unos contadores de agua en cada propiedad, incluida la piscina. Antes de este cambio, era la comunidad de propietarios quien gestionaba el agua. Los vecinos denunciantes dicen que han optado por no abonar el coste de la piscina, ya que no saben si lo tienen que pagar ellos o el ayuntamiento. «Entendemos que no es nuestra», señalan.

No obstante, el gerente de Nostraigua, Josep Lanaspa, confirma que es la comunidad la que debe hacerse cargo de este pago, puesto que es la titular del contador instalado. «Todas las piscinas deben tener un contrato de suministro de agua, así lo obliga la Agència Catalana de l’Aigua (ACA) y se debe tener un contador que en este caso está vinculado a la comunidad de propietarios», explica el responsable.

Por su parte, fuentes del consistorio han adelantado que la próxima semana el gobierno dará su versión sobre este problema que tanto preocupa a este grupo de vecinos.

Temas

Comentarios

Lea También