Vecinos de la plaza Pep Jai reclaman vigilancia contra la inseguridad

Denuncia desórdenes, robso y trapicheo de drogas

José M. Baselga

Whatsapp
La plaza Pep Jai de El Vendrell.

La plaza Pep Jai de El Vendrell.

Está en el centro histórico de El  Vendrell pero los vecinos de la plaza Pep Jai lamentan que tienen miedo a determinadas horas por los grupos de personas que se concentran en la zona.

Los vecinos denuncian incivismo, consumo de alcohol en la plaza, trapicheo de droga, daños en el mobiliario y en las motos que se aparcan en la zona, además de desórdenes, ruidos e incluso amenazas a los residentes.

Reclaman medidas para devolver la tranquilidad a la plaza como sería la de poner agentes cívicos que realicen vigilancia, la intervención de un educador social, aumentar las patrullas policiales en horas aleatorias especialmente a partir de las nueve de la noche o la desconexión del Wifi a esa misma hora para desmotivar las concentraciones.

Un control de vigilancia en la plaza.

La concejal de la Policía, Luz Ramírez (Cs), asegura que ya se realizan controles y señala que hasta finales de octubre en lo que va de año se han realizado más de 327 servicios tanto rutinarios como a requerimiento de los vecinos.

«Se han puesto varias denuncias, identificado a personas y decomisado pelotas». Porque está prohibido jugar a fútbol en la plaza. La concejal también señala que ha mantenido encuentros con el representante de la comunidad a la que pertenecen algunos de los jóvenes que se concentran para que les inste a un comportamiento responsable.

En los últimos días Mossos d’Esquadra y Policía Local de El Vendrell han realizado algunas intervenciones e identificaciones. Pero se reclama mantener esa presión constante. 

El Ayuntamiento incrementó la iluminación en los soportales.

Los vecinos prepararon un dossier que presentaron al Ayuntamiento  con imágenes en las que se ve a jóvenes orinando en papeleras y paredes, ocupando los columpios para beber y reunirse. Lamentan además el consumo de drogas en portales de las viviendas, en las zonas porticadas e incluso en el parque infantil.

En su escrito proponen intervenciones para devolver la tranquilidad a la plaza. Los vecinos plantean incrementar el número de cámaras de vigilancia en la plaza y que se pongan las sanciones contempladas en la ordenanza de convivencia ciudadana.

La concejal de la Policía explica que ya se desconectó el Wifi y que la acción inmediata es renovar la ubicación de una cámara de vigilancia ya que donde está colocada no capta diferentes puntos de la zona. Esa nueva ubicación debería ayudar a identificaciones e incluso como sistema persuasivo.

Conexión
Esa cámara estará conectada directamente con la comisaría de la policía. Sin embargo debe tenderse una conexión y la dificultad está en sortear un puente.

Una de las cámaras del casco histórico.


Reiteradamente los vecinos han llamado a Policía Local y a los Moscos d’Esquadra para denunciar momentos de desórdenes y peleas. También han tenido enfrentamientos con algunos de los jóvenes que se instalan en la zona.

Una de las preocupaciones en el trapicheo y consumo de drogas.  Luz Ramírez explica que se ha comprobado que algunos de los traficantes usan a menores para pasar la droga, lo que dificulta la intervención policial. «Esa es una de las intervenciones prioritarias», explica.

Añade la concejal de seguridad que se incrementarán las identificaciones policiales, pero destaca la necesidad de la colaboración ciudadana como ya han hecho los vecinos aportando imágenes y vídeos.

Noticias relacionadas:

Vigilancia privada en una plaza de Calafell contra la inseguridad

Hace unos días el Ayuntamiento de Calafell retiró unos bancos de la plaza Alcalde Romeu con el objetivo de evitar concentraciones de personas que los vecinos señalan como conflictivas. Además anunció que instalaría una cámara de vigilancia y otras medidas para acabar con la inseguridad en la zona.

Temas

Comentarios

Lea También