Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Vecinos del Molí de la Torre protestan por la ocupación ilegal de una vivienda

Aseguran que 'existen normas y deben respetarse, no hay que actuar a la fuerza'. Hicieron un escrache en frente de la casa

Mònica Just

Whatsapp
Un grupo de vecinos, protestando por la ocupación ilegal de una vivienda. Foto: cedida

Un grupo de vecinos, protestando por la ocupación ilegal de una vivienda. Foto: cedida

Vecinos de la urbanización Molí de la Torre de Cambrils salieron a la calle el viernes para manifestar su «total desacuerdo» con la ocupación de una vivienda. Se trata de un chalet de la calle Jordi Bardina que es propiedad de un banco. Corrió la voz a través del grupo de WhatsApp de los miembros de la asociación de vecinos. Y empezaron a protestando frente a la casa. «Cada vez éramos más, hasta el punto de habernos concentrado casi una cuarentena de personas», explica el presidente de la asociación de vecinos, Mariano Pérez, quien el viernes por la tarde estuvo desde las cuatro hasta las ocho movilizándose. «Los cuerpos policiales nos dijeron que habían hecho lo que habían podido. Pero que al ser una propiedad de un banco no tenían más herramientas», insiste Pérez.

Pérez manifiesta que lo que no aceptan son las formas. «No es normal entrar en una casa y quedársela, sin más. Si la familia que se ha instalado –con tres hijas– pide un alquiler social y le designan esta vivienda, bienvenida será. Pero no estamos dispuestos a permitir que las cosas se hagan a la fuerza porque existen unas normas y hay que respetar los canales ordinarios», apuntó el representante vecinal. «Hemos hecho un escrache contra la ocupación ilegal», recuerda Pérez, subrayando que hay unos procedimientos administrativos establecidos precisamente con el fin de ayudar a personas que tienen problemas para poder tener una vivienda digna.

 

Inseguridad y robos

Los vecinos de esta urbanización afirman que, a día de hoy, no tienen constancia de que haya otras viviendas ocupadas en la zona. Pero conocen los casos de otras zonas del mismo municipio, donde «han generado algunos problemas, y nosotros no queremos», refiriéndose a Vilafortuny. La sensación de inseguridad existe. En las últimas semanas han entrado a robar en distintas viviendas de la zona, y están intranquilos.

Según explica Pérez, incluso hablaron con los okupas. «Dijeron que lo hacían para presionar y ver si logran conseguir una vivienda social. Dicen que irán al Ayuntamiento para que alguien medie en su caso», apunta. Debido a los altercados y las protestas, también se desplazaron hasta la zona responsables municipales.

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También