Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Vigilancia nocturna en Cambrils para localizar más tortugas bobas

Detectado un nuevo nido de tortuga careta a la playa de la Ardiaca de Cambrils 

Diari de Tarragona

Whatsapp
Uno de los 15 ejemplares que esta mañana han eclosionado en la playa de L'Ardiaca

Uno de los 15 ejemplares que esta mañana han eclosionado en la playa de L'Ardiaca

Esta mañana se ha detectado un nuevo nido de tortuga (Caretta caretta) a la playa de la Ardiaca de Cambrils, después de que un particular ha alertado la Policía Local al ver algunas crías dirigiéndose hacia el mar.

En aquel momento, agentes han cerrado el área afectada y se ha activado el protocolo de la Red de Rescate de Fauna Marina de la Generalitat. Se han desplazado hacia allá Agents Rurales y personal técnico del Departament de Territori i Sostenibilitat, para localizar el nido. Han contado con el apoyo de técnicos del Ayuntamiento de Cambrils y de la entidad Gepec.

FOTO: ALfredo González


El personal técnico cree que la eclosión masiva se ha producido esta noche, y que han conseguido salir del nido unas 50 tortugas. Una vez se localice el nido, se procederá al cierre de la zona perimetral para su vigilancia y el seguimiento de nuevas posibles eclosiones durante esta noche. Posteriormente, cuando se localice, se sabrá el número total de huevos de la posta.


Se trata del cuarto nido detectado este verano a la costa catalana. Aunque la temporada de nidificación de esta especie no ha acabado, y se alarga de junio hasta finales de octubre, este año se han logrado cifres récord.

Así, se han localizado de momento cuatro nidos en varias localizaciones de playas del Maresme y del Baix Camp, concretamente en Mataró, Cambrils y Premià de Mar. Los huevos del nido de Premià de Mar son los que restan por eclosionar. Se prevé que las crías nazcan en los próximos días, teniendo en cuenta la temperatura existente y los días de incubación. 

FOTO: Alfredo González

El año de referencia hasta ahora era el 2014, cuando dos tortugas hicieron el nido a las playas de Tarragona. La implicación de particulares, personas voluntarias, entidades y ayuntamientos ha sido capital a la hora de garantizar el éxito de las postas, dado que han participado activamente en el dispositivo de custodia y vigilancia de los nidos.

Segundo nido en Cambrils

Este es el segundo nido aparecido este verano en Cambrils. A mediados de septiembre, un aviso de un particular que paseaba por la playa de Vilafortuny a la entidad Gepec permitió localizar el primer nido, que hasta entonces había pasado totalmente desapercibido por bañistas en plena época estival. Por eso, el nido presentaba una fuerte compactación, por el paso de bañistas y vehículos de limpieza. 

FOTO: Alfredo González

Siguiendo el protocolo, la Red de Rescate de Fauna Marina de la Generalitat montó un dispositivo de custodia del nido. El personal técnico determinó la apertura, al comprobar la fragilidad de algunos de los ejemplares que conseguían salir después de días intentándolo.

El nido contenía 112 huevos de medida normal y una profundidad adecuada (45 cm). Del total, 85 crías emergieron naturalmente, y 5 fueron encontrados vivos durante la exhumación. Se trasladaron a la Fundación CRAM 8 neonatos y dos huevos que podrían estar vivos, en el marco del acuerdo de colaboración vigente entre la Generalitat y la fundación para hacer uso de sus instalaciones y servicios veterinarios. Hoy por hoy estos animales se encuentran en tratamiento veterinario.

Monitoritzación de los nidos

Al trasladarse el nido a la nueva localización, se instalaron dos sensores de temperatura, uno dentro del nido y otro al lado, para controlar en todo momento las condiciones ambientales que pueden influir en el desarrollo embrionario. Y es que por debajo de los 25 ºC, los embriones mueren.

En este sentido, al detectar un descenso continuado de las temperaturas que pueda poner en peligro la posta, los técnicos expertos realizan una exhumación del nido, para trasladar los huevos críticos a la incubadora, con la supervisión de personal experto, de forma que el impacto es prácticamente inexistente.

FOTO: Alfredo González

La colocación de sensores de temperatura alrededor de los nidos de tortuga es una de las actuaciones prevista en el proyecto de investigación internacional en qué la Generalitat participa, juntamente Francia, Córcega, Cerdeña, Argelia y Marruecos, impulsado por la Estación Biológica de Doñana y la Asociación Herpetològica Española.

El objetivo es estudiar la viabilidad de las playas de la Mediterránea para la nidificación de tortuga boba. La colocación de sensores a 40 centímetros de profundidad aproximadamente permite conocer la evolución de las condiciones de temperatura y humedad, prever la eclosión u otros factores que puedan afectar a su desarrollo.

Temas

Comentarios

Lea También