Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Vila-seca abre partida económica para diseñar su ciudad deportiva

El pleno aprobó ayer la inclusión del remanente positivo de 2016 en inversiones sostenibles y también activó las diferentes acciones salidas de los presupuestos participativos de este año

J.Cabré

Whatsapp
El Ayuntamiento quiere potenciar todas las instalaciones deportivas, empezando por el estadio municipal y su entorno. Foto: Alba Mariné

El Ayuntamiento quiere potenciar todas las instalaciones deportivas, empezando por el estadio municipal y su entorno. Foto: Alba Mariné

Vila-seca ha puesto en marcha uno de los proyectos más ambiciosos de la presente legislatura. Más allá de terminar la adecuación del Castell y decidir qué usos se hacen en él, y de buscar financiación externa para restaurar y poner en valor la antigua cooperativa agrícola, existe un proyecto deportivo que requiere de una planificación a medio plazo.

El objetivo del actual equipo de gobierno es convertir el estadio municipal y sus inmediaciones en una ciudad deportiva potente donde se incluyan diferentes disciplinas y se complemente con otras instalaciones ya importantes: piscina o pabellón.

Ayer, en el pleno, se dio el primer paso. Se ha aprobado una partida económica de 350.000 euros para empezar la andadura. Esta cantidad servirá para la redacción de un plan director, una herramienta base que marque qué elementos y cómo se ubican las futuras instalaciones en esta superficie. Este documento debe ser el eje de las futuras inversiones y construcciones.

Apuesta por la accesibilidad

Aparte de estos 350.000 euros, el pleno aprobó ayer por la noche la modificación del presupuesto municipal, que en diciembre se dotó con 1,9 millones. Con la modificación se añaden otros 3,3 millones que proceden «del remanente positivo de 2016», explica el concejal de Hisenda, Xavier Farriol. La ley señala que este dinero del remanente no puede dedicarse a deuda (inversiones) a no ser que sean sostenibles. Por ello, Vila-seca, que no tiene deuda creditica y por tanto sus cuentas están saneadas, ha decidido destinar la gran mayoría de este capital a acciones que justifiquen la sostenibilidad. «Buena parte de las inversiones sostenibles están destinadas a la mejora de viales, aceras y accesibilidad», añade Farriol.

Además de estas inversiones, el Ayuntamiento también incluye en esta modificación las inversiones fijadas en 300.000 euros de los presupuestos participativos. Así, los futuros parques caninos, las mejoras en el Centre Cívic de La Plana y la mejora de la calle Amadeu Vives de La Pineda, ya tienen dotación.

Temas

  • COSTA

Lea También