Más de Costa

Vila-seca combate una plaga de mosca blanca que ataca las moreras

Los vecinos del barrio de La Formiga, la única zona afectada de la ciudad, piden más fumigaciones para erradicar insectos

Jordi Cabré

Whatsapp
FOTO: Pere Ferré

FOTO: Pere Ferré

Una gran parte de los vecinos del barrio de la Formiga de Vila-seca han notado en las últimas semanas que una parte de las moreras que dan sombra en las aceras tienen «caspa». Se trata de una variedad de mosca blanca que se ha instalado en las enormes hojas de este árbol y que lo debilita. El Ayuntamiento admite que es la primera vez que lo detecta en la ciudad y ya está actuando para poder neutralizar esta amenaza a estos ejemplares.

Este insecto se ha adueñado de las hojas de esta especie de árbol y provoca en algunas franjas horarias una nube blanca cuando toman el vuelo. La plaga está focalizada en las calles del norte del barrio, como en la calle de La Riera o la avenida de la Generalitat, entre otros viales cercanos.

La problemática detectada por primera vez en este punto de Vila-seca también está en otros puntos cocnretos de las ciudades vecinas. Desde el Àrea de Serveis Públics del Ayuntamiento se han tomado cartas en el asunto para intentar resolver este problema medioambiental.

Para poder regular estas invasiones de mosca blanca en los árboles, el consistorio cuenta con un gestor integral de plagas, cuyo trabajo es el de velar por el control y seguimiento de las zonas verdes. La presencia de este insecto en una zona muy delimitada del municipio ha sido motivo de estudio por parte de este profesional.

Ante el problema detectado, el Ayuntamiento ha decidido llevar a cabo una fumigación especial en las moreras afectadas con productos naturales y que sea respetuoso con las personas. El consistorio recuerda que la normativa europea es estricta e impide según qué tipología de productos químicos.

El tratamiento que se lleva a cabo en estas moreras debe llevarse a cabo media docena de veces en un año. Las mismas fuentes admiten que es una plaga en un árbol que no acostumbra a tener problemas de estas características.

Tratamiento ecológico

Por otra parte, los vecinos señalan que además de esta plaga sobrevenida, llevan años con otros problemas de insectos: hormigas, cucarachas… e incluso otra “sustancia negra y pegajosa” que se queda impregnada en la carrocería de los coches y en el propio asfalto.

Y estas situaciones repetitivas no se solucionan con una fumigación al año, que consideran insuficiente. Desde el Ayuntamiento explica que hacen dos fumigaciones al año de media, pero que en caso de problemas puntuales se estudia y se aplican tratamientos concretos.

Los vecinos, a pesar de las explicaciones del Ayuntamiento al protocolo de fumigaciones y al tratamiento de esta nueva plaga, no terminan de estar satisfechos y piden más medidas al respecto. 

Temas

Comentarios

Lea También